Las Provincias

Instantánea de Miguel Ángel Pavón durante una rueda de prensa en el Ayuntamiento de Alicante.
Instantánea de Miguel Ángel Pavón durante una rueda de prensa en el Ayuntamiento de Alicante. / A.D.

Investigan por prevaricación al vicealcalde de Alicante

  • Le acusan de ocultar un informe en la tramitación de una licencia de ocupación

Un juzgado alicantino ha admitido a trámite una querella conta el vicealcalde y concejal de Urbanismo de Alicante, Miguel Ángel Pavón, por un presunto delito de prevaricación. El caso está vinculado a la denegación de la licencia de primera ocupación para un local ubicado en la playa de San Juan, en el edificio Don Juan. Los promotores denuncian que, en el procedimiento, Pavón "ha ocultado conscientemente" un informe de la jefa del departamento jurídico del Ayuntamiento que era favorable a dicha concesión.

Los promotores pidieron al Ayuntamiento la concesión de la licencia de primera ocupación para el local, en el que se pretende instalar un bazar, pero Urbanismo se la denegó en base a un informe técnico en el que, explica Pavón, dice que "las obras no se ajustan a la licencia concedida, ni son legalizables".

Ante esta denegación, los promotores, presentaron un recurso de reposición en el que denuncian las "falsedades" del informe técnico y la jefa del departamento jurídico emite otro en el que considera justificado el recurso y pide su admisión y, por tanto, la concesión de la licencia.

Sin embargo, según denuncian los responsables de la obra, "el concejal ocultó este informe en un cajón e intentó recabar otros que dijesen lo contrario, algo que no consiguió, por lo que finalmente el recurso quedó sin resolver".

Cuando un recurso se queda sin resolver, se da por desestimado, por lo que los promotores iniciaron entonces un contencioso administrativo contra dicha desestimación. Es en el marco de este contencioso cuando el juzgado reclama al Ayuntamiento el expediente completo y se da a conocer el informe del departamento jurídico. Dado que los promotores no habían sido informados del mismo y que no se había tenido en cuenta, deciden presentar una querella por un presunto delito de prevaricación contra Pavón y una técnico de Urbanismo.

Querella que ha sido admitida a trámite, por lo que es probable que el vicealcalde sea imputado para poder defender su versión.

Versión que justifica que no se hiciese caso al informe del departamento jurídico en que era "solo un borrador, que no se sustanció".