Las Provincias

Toni Mayor.
Toni Mayor. / R.A.

Los hoteleros se quejan en Londres a los touroperadores por las denuncias falsas

  • Una delegación de Hosbec expresa en la capital británica su «preocupación» a las compañías que venden los paquetes de vacaciones en Benidorm

Una delegación de la patronal hotelera más importante de la Comunitat, Hosbec, con sede en Benidorm y comarca, ha viajado a Londres para una reunión urgente e 'in situ' con los principales touroperadores británicos que comercializan los paquetes vacacionales de los turistas ingleses en la Costa Blanca. Esta reunión está motivada por el aluvión de denuncias falsas que, según alertó hace unos días el presidente de Hosbec, Antoni Mayor, están realizando con carácter creciente decenas de turistas con el fin de exigir la devolución del precio abonado por la estancia.

La secretaria de Hosbec, Nuria Montes, es una de las directivas que acudió a la cita en la capital británica. Asegura a este diario que existe «preocupación», pero, por ahora, no se ha avanzado en la resolución del problema. Esta práctica al alza de la denuncia falsa por parte de turistas ha generado gran malestar y no poca incertidumbre en buena parte de la planta hotelera de Benidorm. Se habla de importantes pérdidas económicas, aún sin cuantificar.

En los últimos ejercicios, aunque con más intensidad este verano, los alojamientos han tenido que descontar de su facturación final «varios millones de euros» por esta situación que no deja de ser rocambolesca. Cada vez llegan a Benidorm más abogados especializados en este tipo de denuncias ficticias.

El cliente recupera el dinero abonado por la estancia en la que se han hallado supuestos defectos o incumplimientos. Se trata de unos 600 euros de pérdidas que resta el tour operador al hotelero en concepto de indemnización. A ello, hay que sumar otros 6.000 euros en la minuta del abogado. El nicho de mercado más afectado es el de todo incluido de Benidorm.

El presidente de Hosbec, Antoni Mayor, habló hace unos días de «abusos claros y manifiestos, además de prácticas inmorales». Creen que se pervierte el sistema de protección al consumidor, ya que las reclamaciones «son falsas».

Hosbec aprovecha para pedir, al regreso de la delegación en Londres, más implicación de las autoridades españolas para que intermedien con el poder judicial británico ante este tipo de conductas «inmorales».