Las Provincias

La CEV exige «seguridad jurídica» para favorecer la llegada de inversiones

  • El presidente de la Confederación Empresarial Valenciana ha hecho esta petición tras conocer la situación del proyecto Puerto Mediterráneo de Paterna

La Confederación Empresarial Valenciana (CEV) ha reivindicado hoy a las diferentes administraciones que garanticen un marco de "absoluta seguridad jurídica" que "favorezca" y "no dificulte" la actividad de las empresas y las inversiones en la Comunitat Valenciana.

En un comunicado, el presidente de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), Salvador Navarro, ha hecho esta petición tras conocer por la empresa Intu Eurofund Valencia SL la situación en la que se encuentra el proyecto Puerto Mediterráneo de Paterna.

Respecto a este proyecto, Navarro recuerda que la empresa inició sus primeros contactos con la Generalitat en julio de 2012, y que en enero de 2013 el proyecto fue declarado ATE por el Consell, abriéndose entonces un proceso administrativo que no debía superar los dos años de tramitación hasta la aprobación del plan ATE.

Navarro señala que han transcurrido casi cuatro años y en los últimos meses se ha producido un parón administrativo "inadmisible" para cualquier empresa o proyecto inversor.

En este tiempo, añade, tres administraciones diferentes -local, autonómica y central- han validado los trámites preceptivos y emitido 46 informes favorables, hasta que hace unos días se conocía la memoria desfavorable de la Comisión de Evaluación Ambiental.

El presidente del CEV cuestiona "la maraña burocrática y administrativa y la injustificable dilación de los plazos", que ejerce también de "elemento desincentivador" y que, en su opinión, "tendría y debería centralizarse, unificarse y simplificarse en aras de una gestión administrativa más ágil, objetiva y previsible".

Navarro advierte de que la seguridad jurídica es un factor básico en la toma de decisiones de inversión, y que el riesgo asociado a la inseguridad jurídica actúa como elemento disuasorio para cualquier tipo de proyecto empresarial, provocando la pérdida de inversiones, actividad, empleo y riqueza.

"Es este impulso económico a iniciativas inversoras lo que requiere ahora la Comunitat Valenciana para consolidar la senda de recuperación sostenible y no la sombra de la sospecha manifestada de forma más o menos explícita desde los ámbitos políticos competentes", concluye.