Las Provincias

Rafael Climent
Rafael Climent / A.D.

Climent subraya que el expediente de Coepa está en Fiscalía

  • El conseller ha indicado que su departamento no opinará hasta que Fiscalía «no ponga los puntos sobre las íes sobre toda esta situaciónya que hay que respetar lo que diga el ministerio público»

El conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, Rafael Climent, ha asegurado que el expediente sobre la Confederación Empresarial de la Provincia de Alicante (Coepa) está en Fiscalía y ha indicado que su departamento no opinará hasta que este órgano "no ponga los puntos sobre las íes sobre toda esta situación"."Hay que respetar lo que diga" el ministerio público, ha dicho.

Climent se ha pronunciado en estos términos después de que la pasada semana la patronal presentara su plan de viabilidad con una quita del 95 por ciento de la deuda a sus principales acreedores y está a la espera de que el juez resuelva si lo acepta o no el próximo 11 de noviembre.

El conseller, que ha presentado el evento Focus Pyme y Emprendimiento, que se celebrará por primera vez en Alicante el 3 de noviembre, ha reiterado que hasta que no se dictamine la resolución no van a decir "nada" y desde la Conselleria no van a opinar "hasta que Fiscalía "no ponga los puntos sobre las íes sobre toda esta situación".

Asimismo, ha señalado la "autonomía e independencia que tienen que tener las asociaciones" y se ha preguntado si con anteriores gobiernos no había. Insistido sobre la cuestión, ha afirmado que no le gusta hablar de hipótesis, sino de "realidades", por lo que ha vuelto a indicar que hay que "esperar" y, a partir de ahí, que se tomen las decisiones que correspondan. En todo caso, ha puntualizado que a la administración no le corresponde tomar "ninguna decisión" ni tiene "una responsabilidad directa".

Por tanto, ha instado a que cada agente asuma sus responsabilidades y a que "las competencias queden delimitadas". De este modo, ha afirmado que hay que ser "rigurosos" y que en este caso cree que no le toca "ni opinar".