Las Provincias

Informe AEMET | En la Comunitat no ha llovido ni la mitad de lo normal en 2016

En la Comunitat no ha llovido ni la mitad de lo normal en 2016
  • El este peninsular acumula un déficit de precipitaciones a lo largo del año hidrológico de entre el 50 y el 75%

El este peninsular y especialmente el área de Levante (Comunitat Valenciana y Murcia) han acumulado un déficit de precipitaciones a lo largo del año hidrológico 2015-2016 de entre el 50 y el 75 por ciento, ya que no llovió ni la mitad de lo normal, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Según ha explicado a Europa Press el portavoz adjunto de la AEMET, Modesto Sánchez, el pasado año hidrológico (1 de octubre de 2015 a 30 de septiembre de 2016) ha terminado con un 5 por ciento menos de lluvias de lo normal en el conjunto de España.

En concreto, ha precisado que el volumen de precipitaciones en este ejercicio ha sido de 612 litros por metro cuadrado, frente a un valor normal de 648 litros por metro cuadrado. Sánchez ha indicado que en su conjunto este año hidrológico ha sido "normal" con cantidad acumulada de precipitación algo inferior al valor medio del periodo de referencia 1981-2010.

Así, ha añadido que el mapa de precipitaciones de los últimos días de septiembre no ha variado de forma significativa, de modo que en el tercio noroeste peninsular ha llovido "ligeramente por encima de lo normal" respecto al periodo de referencia (1981-2010), mientras que en la costa este peninsular el déficit hídrico alcanza entre el 50 y el 75 por ciento por debajo de lo normal. En el centro de la Península las lluvias son normales aunque "ligeramente por debajo de los niveles habituales".

A su juicio, este "no ha sido un año muy destacable, porque un déficit del 5 por ciento no es muy importante" aunque ha añadido que el nuevo año hidrológico que ha comenzado el 1 de octubre "no ha empezado bien", ya que apenas está lloviendo.

Noviembre y diciembre, meses clave

Sin embargo, ha recordado que el pasado año hidrológico también comenzó "muy mal", con menos lluvias de lo normal sobre todo noviembre y diciembre, pero durante enero, febrero y la primavera la situación mejoró notablemente.

De hecho, ha precisado que a finales de diciembre de 2015 las lluvias llegaron hasta un 40 por ciento por debajo del valor normal, pero entre enero y mayo el carácter de las precipitaciones para el conjunto de España fue "húmedo o muy húmedo, con abundantes precipitaciones".

Sánchez ha destacado que a mediados de mayo las precipitaciones acumuladas desde el inicio del año hidrológico tomara un valor máximo del 7 por ciento por encima del valor normal. Sin embargo, a partir de entonces, las precipitaciones han sido de forma continuada "notablemente inferiores" a los valores normales y el verano fue en su conjunto "muy seco, igual que el mes de septiembre".

En general, ha resumido que el invierno y la primavera fueron bastante lluviosos, mientras que el otoño y el verano han sido secos, lo que da "esta situación media final de normalidad".

Dónde llueve más

Por zonas geográficas, las cantidades acumuladas a lo largo del año hidrológico han sido superiores a las normales en un área que abarca gran parte del cuadrante nordeste peninsular y de Extremadura, País Vasco, sur de Navarra, zona centro de Aragón, este de la Rioja, norte de las islas de Tenerife y Gran Canaria, y pequeñas áreas del oeste de Andalucía.

En zonas del sureste de Galicia, oeste de las provincias de Zamora y León, y este de la provincia de Zaragoza, las cantidades superan a las normales en un 25 por ciento.

Por el contrario, ha llovido menos de lo normal en gran parte de la mitad este y sur peninsulares, en Baleares y Canarias occidental. Sánchez ha destacado que no llegan ni al 75 por ciento de lo normal en la mitad este y sur de Cataluña, Islas Baleares, sur y este de Andalucía, Murcia, Comunitat Valenciana, en zonas del sur de Aragón, norte de Huesca, Islas Canarias más occidentales y sur de Gran Canaria.

Finalmente, ha apuntado que el mayor déficit se ha registrado en la isla de Menorca y áreas del litoral de las provincias de Valencia, Alicante y Murcia, donde no ha llovido ni la mitad de lo normal.