Las Provincias

Bufalí mantendrá el colegio al comprar una casa para una familia con 3 hijos

Niños y familiares de la localidad de Bufalí en la Vall d'Albaida.
Niños y familiares de la localidad de Bufalí en la Vall d'Albaida. / DIVAL
  • Con dos bebés más en la localidad, y otros dos que está previsto que nazcan en los próximos meses, la permanencia de este centro está garantizada por el momento

El municipio de Bufalí, de 175 habitantes y situado en la comarca de la Vall d'Albaida, mantendrá su colegio al mantener el mínimo de seis alumnos, después de evitar su cierre al comprar una vivienda que alquilará a una familia con tres hijos y escasos recursos que iba a abandonar el pueblo.

La alcaldesa de Bufalí, Estefanía Mollà, ante la imposibilidad de que esta familia continuara en la casa que tenía alquilada y la inexistencia de otros inmuebles para alquilar en la localidad, propuso al consistorio la compra de una casa y transformarla en vivienda social para que pudieran permanecer en la localidad.

Para el proyecto se necesitaban alrededor de 40.000 euros y el Ayuntamiento sólo podía afrontar esa cantidad si destinaba a este fin la mayor parte de las ayudas que le correspondían del Plan Provincial de Obras y Servicios (PPOS), unos 64.4534 euros.

Para resolver esta situación era necesaria la implicación de la Diputación de Valencia, ya que era necesario realizar un expediente de modificación de las actuaciones aprobadas y hacerlo además con carácter de urgencia.

La alcaldesa ha afirmado que "el presidente de la Diputación, Jorge Rodríguez, comprendió la situación enseguida y desde su gabinete llevaron a cabo toda la tramitación en un tiempo récord, ya que sin su ayuda nos hubiesen cerrado la escuela".

Estefanía Mollá ha comentado que en un principio el PPOS concedido a Bufalí iba destinado a renovar las instalaciones eléctricas del alumbrado público y a reformar la Font de la Bassa y no a la construcción de una vivienda social para evitar el cierre del colegio.

No obstante, "teníamos claro que el colegio era la prioridad y afortunadamente hemos podido recurrir al segundo plan de Inversiones Financieramente Sostenibles para no tener que renunciar a lo que estaba previsto en un primer momento".

No ha sido ésta la primera vez que el Ayuntamiento de Bufalí se ha enfrentado a la amenaza del cierre del colegio, ya que el año pasado, el centro estuvo a punto de quedarse con tan solo dos alumnos.

Para evitarlo, el consistorio difundió una oferta de trabajo con el objetivo de atraer a familias con hijos menores, a las que además de trabajo se les facilitaría el acceso a una vivienda, ha informado la Diputación.

En estos momentos el colegio permanece abierto y en funcionamiento con seis pequeños: dos de 3 años, otros dos de 6, uno de 7 y otro más de 11 años, que el próximo curso escolar pasará al instituto.

Con dos bebés más en la localidad, y otros dos que está previsto que nazcan en los próximos meses, la permanencia de este centro está por el momento, garantizada.