Las Provincias

Protesta de la escuela concertada, en Alicante.
Protesta de la escuela concertada, en Alicante. / A. D.

Acusan a Marzà de «amenzar el futuro de los escolares de la concertada»

  • El portavoz de la Mesa por la Educación ha exigido al conseller que respete los derechos y libertades de los alumnos

El portavoz de la Mesa por la Educación, Vicente Morro, ha exigido al conseller Vicent Marzà respeto por los derechos y libertades, ya que de no renovarse los concierto, "amenaza" el futuro de miles de niños y jóvenes, cientos de centros y profesores que han elegido esta opción como modelo educativo.

Morro se ha manifestado en estos términos tras conocer que el equipo de dirección de la Conselleria de Educación trasladó a las Escuelas Católicas en una reunión la posibilidad que estudian de eliminar de los conciertos en las etapas educativas no obligatorias de Bachiller y Formación Profesional de cara al próximo curso.

Según un comunicado de la plataforma educativa, el secretario autonómico de Educación, Miguel Soler, apuntó que los programas electorales "están para cumplirse" y "son muy claros" en ese aspecto tanto el de PSPV como Compromís.

"La grave preocupación e indignación que generan en muchas familias, profesores y titulares de centros con frases como estas debería hacerles replantearse la situación", ha señalado Morro.

En su opinión, "los dirigentes valencianos han antepuesto el interés de sus partidos y programas al interés general de los ciudadanos, ya que desde sus filas han defendido la eliminación de los conciertos en las etapas no obligatorias, obviando los derechos adquiridos, la función social y educativa que ejercen y el buen trabajo que se realiza en los centros concertados en estas etapas".

"Después de las frases del pasado martes les pedimos que se plantearan las consecuencias de una medida tan radical como la eliminación de concierto, si han calculado cuántos puestos de trabajo se destruirán y cuántos jóvenes no podrán seguir recibiendo la educación en los centros que habían elegido", ha explicado.

Morro ha añadido que "la supresión de conciertos sería una forma muy clara de dividir a las familias por su capacidad económica y no por el modelo educativo que libremente eligen y la negación de la complementariedad de la prestación del servicio público de la educación a través de centros públicos y privados concertados".

"Si Puig, Oltra, Marzà y Soler toman la decisión de suprimir los conciertos llevarán a la Comunitat Valenciana a la situación de hace décadas y en lugar de diseñar una educación del siglo XXI sostenida con fondos públicos volverán a llevar a la Comunitat Valenciana a la educación del siglo XX", ha concluido.