Las Provincias

Septiembre ha sido cálido y seco, con un déficit de lluvias del 47 por ciento

  • Aemet destaca el calor de la primera semana, con registros desconocidos en la serie climática en un septiembre

El mes de septiembre de 2016 ha sido en la Comunitat Valenciana muy cálido y seco, con una temperatura media de 21,8 grados, 1,1 más alto de la media climática, y una precipitación media de 32,7 litros por metro cuadrado, lo que arroja un déficit de lluvias del 47 %.

Según el resumen del mes de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), el día 5 fue el más cálido en un septiembre desde 1950, con más de 42 grados en muchas localidades de la mitad sur, mientras que las tormentas, concentradas en la segunda quincena, han sido "dispersas y de poca duración".

En cuanto a temperaturas, destacó el calor de la primera semana, con registros desconocidos en la serie climática en un septiembre, al llegar a 43.6 grados en Xàtiva, 42.9 en Orihuela, 42.7 en Carcaixent, 42.6 en Novelda y 42.5 en Villena.

Ese día, el aeropuerto de El Altet registró 39.8 grados, lo que supuso el día más cálido en un mes de septiembre desde que hay registros en esta estación (1967).

Septiembre fue muy variable, con mucho calor al principio y ambiente fresco a mitad de mes para finalizar con temperaturas próximas a los valores normales en el último tercio.

En concreto, se vivió un descenso brusco el día 12, con días centrales en general frescos y con temperaturas mínimas que para el caso de Alicante, por ejemplo, no se recordaban hacía más de 30 años en un mes de septiembre.

Entre el día 5 y el 15 de septiembre, el descenso acumulado de temperatura fue de 12 grados.

La anomalía de la temperatura ha sido algo más alta en el interior que en el litoral, con registros 1,9 grados más altos de lo normal en Montanejos (Castellón), 1,8 en Ontinyent (Valencia), y 1,5 en Alcoi (Alicante).

Por lo que respecta a las precipitaciones, la media del mes han sido 31,7 litros por metro cuadrado, poco más de la mitad del promedio climático del periodo 1981-2010 (61,3 l/m2), lo que lo califica como seco.

En la segunda mitad del mes de septiembre las tormentas han sido abundantes, pero han sido más espectaculares que efectivas en cuanto a precipitación, debido a que no han tenido un grado de organización suficiente para afectar a una zona amplia del territorio, y más bien han sido tormentas dispersas y de corta duración.

En el sur de Alicante la actividad tormentosa ha sido nula, de ahí la escasa precipitación acumulada en este mes en las comarcas del sur.

Destacan las tormentas de dos días, el 13, cuya mayor adversidad quedó muy restringida a la mitad este de la ciudad de Valencia (con acumulado de hasta 53.8 l/m2 en poco más de media hora), y el 23 que, aunque fueron casi generalizadas en las provincias de Castellón y Valencia, la mayor severidad se observó en L'Alcalatén.

Allí fueron intensidades de precipitación torrencial y acumulados que de datos radar que se estima que pudieron superar los 100 litros por metro cuadrado en la zona de Els Ibarsos, al nordeste de Atzeneta del Maestrat.

En total se han registrado más de 13.000 rayos dentro del territorio, más de 18 000 si se incluyen los registrados en aguas costeras, pero esta actividad, que es superior a la media de los 10 últimos años, no ha sido suficiente para que la precipitación media equilibre a la del promedio climático.

Las cantidades más altas de precipitación se han registrado en el interior norte de Castellón, Sant Mateu (114.0 l/m2) y Vilafranca (100.3 l/m2), mientras que en observatorios del sur de Alicante, Elche ha acumulado 0.4 l/m2, El Altet 1.2 l/m2, Novelda 2.5 l/m2, Santa Pola 2.7 l/m2 y la capital 4.4 l/m2.

El mes ha sido extremadamente seco o muy seco en el 10 % del territorio (sur de Alicante) y seco en el 45 %; pluviométricamente normal en el 40 % y húmedo en el 5 % restante.