Las Provincias

Enric Morera en Les Corts.
Enric Morera en Les Corts. / EFE

Morera sugiere la creación del grupo de senadores 'no adscritos'

  • De esta manera, se conseguiría transmitir el mensaje de que el «transfuguismo» no acarrea «privilegios», porque solo percibirían una asignación básica

El presidente de Les Corts Valencianes, Enric Morera, ha sugerido hoy al presidente del Senado, Pío García-Escudero, incluir en la reforma del Reglamento de la Cámara la creación del grupo de senadores "no adscritos", al cual podría pasar la senadora Rita Barberá, actualmente en el Grupo Mixto.

De esta manera, se conseguiría transmitir el mensaje de que el "transfuguismo" no acarrea "privilegios", porque los senadores "no adscritos" sólo percibirían una asignación básica y un complemento si proceden de fuera de Madrid, como es el caso de la exalcaldesa de Valencia, que dejó el PP y el grupo popular cuando el Tribunal Supremo acordó investigarla por supuesto delito de blanqueo.

Tras entrevistarse durante unos veinte minutos con el presidente de la Cámara Alta, Morera ha dicho que le ha traslado personalmente y como "deferencia" el acuerdo unánime del Parlamento valenciano en el que se insta a Barberá a renunciar a su acta de senadora autonómica por la Comunitat Valenciana.

Aunque Enric Morera ha asegurado que ha encontrado "receptividad" en García-Escudero hacia su propuesta, en un comunicado sobre la reunión difundido por la Presidencia del Senado no se hace mención alguna a la reforma reglamentaria demandada por el representante de Les Corts, que según ha señalado tiene como modelo una fórmula que ya se aplica en esta Cámara autonómica.

La nota oficial del Senado apunta que García-Escudero, "tras escuchar al presidente del Parlamento autonómico, le ha informado de que, a fecha de hoy, el Senado no ha recibido ninguna solicitud de suplicatorio por parte del Tribunal Supremo referente a la señora Baberá, señalándole que la única novedad ha sido su reciente petición de incorporación al Grupo Mixto".

Añade que en el encuentro requerido por Morera para tratar sobre la situación de la senadora el presidente del Senado "ha tenido ocasión de explicarle a su homónimo de las Cortes Valencianas cuáles son las previsiones reglamentarias de la Cámara Alta para la tramitación de este tipo de asuntos".

En cualquier caso, Morera ha hecho hincapié en la importancia que tendría la creación del grupo de "no adscritos" en la Cámara Alta, porque, ha enfatizado, "la reputación del Senado y de las instituciones no se puede permitir que una senadora que sólo se representa a sí misma continúe contaminando el Grupo Mixto".

La medida, ha insistido, lanzaría un "mensaje muy potente" a la opinión pública contra lo que ha llamado "privilegios" de que disfrutan los parlamentarios que pierden la confianza de su partido o de la institución que los ha elegido, como es el caso de Barberá.

Enric Morera considera la medida una consecuencia lógica al Pacto Antitransfuguismo de 2006, que a su juicio ha tenido "muy buenos efectos" para la estabilidad institucional en el ámbito municipal.

Ha explicado además que la reforma se podría tramitar a iniciativa de tan solo veinte senadores, y aunque ha asegurado que a García-Escudero le ha parecido una idea "interesante" también ha reconocido que, con solo dos plenos en perspectiva antes de saber si se convocan terceras elecciones, ahora "no es el momento" más oportuno para abordarla.

Sí piensa el presidente de Les Corts que en una etapa de mayor tranquilidad institucional podría acometerse, habida cuenta de que no se puede desposeer a un senador de su escaño y de que con esta fórmula quedaría claro que "el transfuguismo no tiene privilegios".

Tras pasar al Grupo Mixto, la senadora Barberá cobrará un total de 5.333 euros, una vez que ha renunciado a ser la portavoz de turno del grupo parlamentario al que pertenece tras abandonar el PP, lo cual le habría supuesto percibir una asignación de más de 2.000 euros.