Las Provincias

Uno de cada cinco hogares valencianos sigue bajo el umbral de la pobreza

Uno de cada cinco hogares valencianos sigue bajo el umbral de la pobreza

  • Frena la caída de la renta media en la Comunitat por primera vez desde que empezó la crisis

Uno de cada cinco hogares valencianos sigue bajo el umbral de la pobreza, pese a que la renta media ha frenado su caída por primera vez desde el inicio de la crisis, y son los jóvenes el colectivo más desfavorecido en materia de renta. Estas son algunas conclusiones de la tercera edición del Informe anual de coyuntura "Análisis y perspectivas Comunitat Valenciana 2016", que refleja que los sectores más desfavorecidos no se aprovechan aún de las primeras mejoras en los datos macroeconómicos desde el inicio de la crisis

El estudio, dirigido por los profesores Enrique Lluch, de la CEU-UCH, y Emèrit Bono, de la UV, que se presenta en La Nau revela también que la protección social en la Comunitat Valenciana llega a menos personas y con menos intensidad que la media nacional.

Según el coordinador del Observatorio, Enrique Lluch, director del Departamento de Economía y Empresa de la CEU-UCH, se observa que algunas cifras macroeconómicas, como la renta media, mejoran por primera vez desde el inicio de la crisis pero los sectores más desfavorecidos no se están aprovechando de esta mejora.

La renta media frena por primera vez su caída desde 2007, si bien con una pérdida acumulada hasta 2014 del 8 % nominal y del 18,5 % real.

El colectivo más desfavorecido son los jóvenes, entre los que la caída acumulada de renta ha sido del 30 % en términos reales, pasando de los 17.200 a los 12.000 euros. En contraposición, los mayores de 65 años, con un aumento en 2014 del 5 %.

También llama la atención que las rentas de las familias cuyo sustentador principal es un hombre son un 3 % superiores a cuando se trata de una mujer, lo que puede constituir un reflejo de la brecha salarial entre hombres y mujeres.

La incidencia de la pobreza, que incluye a aquellos hogares cuya renta por unidad de consumo está por debajo del 60 % de la media (umbral de pobreza), se ha mantenido entre 2007 y 2014 en torno al 20 %.

La intensidad de la pobreza, que indica el grado en que los pobres lo son, se ha incrementado ligeramente, desde menos del 7 % hasta algo más del 8 %, y en los hogares sustentados por mujeres la tasa de pobreza es casi 9 puntos porcentuales más elevada y la intensidad de la pobreza dobla a la de los hombres, de un 12,8 frente a un 5,6.

El porcentaje de privación, determinado por la incapacidad para afrontar gastos imprevistos, se ha mantenido por encima del 40 % desde 2010 y todavía no se observa una tendencia decreciente en los últimos años de recuperación de la crisis y de la renta media, según el estudio.

Según Enrique Lluch, las desigualdades empeoran los extremos ya que el 25 % de los hogares con menos ingresos solo controlan el 10 % de los mismos, mientras que el 25 % de los que más tienen, controlan el 45 %, es decir, un 350 % más.

En materia de empleo, no existen datos autonómicos pero en general la caída de las retribuciones ha afectado más intensamente a los colectivos más débiles, con peores salarios de partida.

Los salarios medios en la Comunitat Valenciana son en 2014 un 3,2 % inferiores a los de 2011, frente al descenso del 0,2 % de media nacional, y el salario medio de las mujeres ha caído por encima del de los hombres, con un 2,3 % frente al 0,7 %.

La protección social llega a menos valencianos y con menos intensidad que en otras Comunidades Autónomas ya que los beneficiarios de estas rentas en la Comunitat Valenciana son el 3 por mil de la población, cuando la media nacional es del 5,7 por mil.

En dependencia, el 0,87 % de la población valenciana es beneficiaria de estas ayudas que conceden las Comunidades Autónomas, frente al 1,71 % de la población estatal.