Las Provincias

El Stepv asegura que Educación fomentará que los centros elijan las líneas en valenciano

valencia. El Sindicat de Treballadors de l'Ensenyament (Stepv) aseguró ayer que ha acordado con la Conselleria de Educación el establecimiento de un mecanismo para garantizar la progresión de los centros hacia los niveles avanzados del decreto de plurilingüismo. Se trata de las modalidades en las que el valenciano actúa como lengua vehicular. Aunque el sindicato lamentó que no se haya concretado cómo se hará, hay que recordar que ya existen incentivos. Por ejemplo, para dar el máximo de asignaturas en inglés que se permiten es necesario optar por estos niveles. Y lo mismo pasa para conseguir la acreditación directa más elevada.

Tal y como informó la organización mayoritaria en un comunicado, la conselleria respondió ayer a las propuestas sindicales respecto al borrador. El Stepv también había propuesto que se acortara el calendario de aplicación del decreto, si bien no se ha aceptado. Por ejemplo, plantearon que al final de la etapa de Infantil o coincidiendo con los ciclos educativos los centros deberían avanzar hacia el nivel siguiente. El sindicato consideró que de esta manera se evitará la creación de 'centros gueto' en los que la lengua vehicular de la enseñanza sea un elemento de segregación.

La Federación de Enseñanza de UGT PV hizo, por su parte, una valoración positiva del decreto, que todavía seguirá puliéndose en el Consejo Escolar de la Comunitat. Para la organización, se trata de una norma «audaz, innovadora, flexible y adecuada a la realidad sociolingüística» de la Comunitat. Eso sí, la organización ha reclamado a la administración «un plan de choque» que garantice la formación del profesorado en inglés y en valenciano.

«Exigir al profesorado un nivel C1 es utópico y poco realista teniendo en cuenta que actualmente sólo está capacitado para impartir áreas no lingüísticas en inglés un 2,7% del profesorado, y con el nivel actual que se exige (B2), que es inferior al propuesto», señaló el sindicato. También destacó que esta situación es especialmente grave entre las plantillas de FP, etapa que precisa «de un tratamiento específico».