Las Provincias

Sanidad garantiza el empleo sin revelar el plan para revertir el Hospital de Alzira

La consellera, miembros de su equipo y representantes de los trabajadores en la reunión de ayer. :: LP
La consellera, miembros de su equipo y representantes de los trabajadores en la reunión de ayer. :: LP
  • Representantes de los trabajadores aseguran que solicitaron información concreta de cómo se va a desarrollar el proceso

Tranquilidad y empleo garantizado para los trabajadores del departamento de salud de La Ribera. Fue el mensaje que ayer trasladó la Conselleria de Sanidad a los representantes del comité de empresa del Hospital de Alzira. La noticia se dio a conocer en una reunión en la que el departamento autonómico no concretó el plan de acción previsto para afrontar la reversión a la gestión pública del área de La Ribera, que hoy se rige por el modelo de colaboración público-privada.

La conversación entre la Administración y los representantes del personal llegó en medio de la incertidumbre e inquietud generadas entre los profesionales del centro sanitario tras el anuncio por parte del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, de no prorrogar la concesión con la adjudicataria Ribera Salud para la gestión del Hospital de Alzira.

A esa preocupación, denunciada en los últimos días por los sindicatos, se añade la que también se ha instalado entre el personal directivo. El pasado martes un centenar de mandos del departamento de salud presentaron el martes un escrito en la Sanidad trasladando ese sentimiento y reclamando respuestas. El encuentro de ayer reunió a la consellera, Carmen Montón; el subsecretario autonómico, Ricardo Campos y al director general de Recursos Humanos, Justo Herrera, con los miembros del comité de empresa del hospital.

A juzgar por el comunicado las partes, Sanidad dio a conocer que los trabajadores que «actualmente prestan sus servicios en el departamento de salud de La Ribera pueden estar completamente tranquilos en cuanto a que la Administración arbitrará los mecanismos que resulten más favorables».

Respecto al proceso a seguir para la reversión anunciada, se apunta en el escrito que será «un camino negociado» a lo largo del cual los implicados «estarán informados de los pasos que se vayan tomando». Pero no facilita mayor concreción.

Información sobre el plan

Representantes de los trabajadores confirmaron a LAS PROVINCIAS que en el encuentro se solicitó información sobre la figura jurídica en la que se piensa para afrontar la reversión, así como la situación laboral prevista para los profesionales a fin de conocer aspectos del plan previsto por Sanidad.

Pedro Durán representante del Simap, explicó que no concretaron «cómo», sino que les explicaron que «hay varias opciones sobre la mesa que están en estudio» y se quieren analizar para actuar «con seguridad jurídica absoluta». El representante de Simap señaló que desde la Administración insistió en la garantía de los puestos de trabajo e incluso apuntaron «crear más plazas porque consideran que se necesitará más personal».

Desde el sindicato Csif también señalaron que se había instado a los representantes de la conselleria a que ofrecieran «mayor concreción» con el objetivo de conocer «cómo van a hacer la reversión», según explicó el presidente de la formación, Daniel Matoses.

Arturo León, secretario del área de sanidad de CC.OO, consideró que «hay tiempo todavía hasta marzo de 2018» y consideró «lógico que no se precipiten» a la hora de escoger fórmulas. Pero ello no le apartó de criticar que lo que ayer dijo Sanidad «ya hacía tiempo que lo tendrían que haber manifestado». León recordó que «las organizaciones sindicales también tienen mucho que decir ante una decisión que supone revertir un centro sanitario a la gestión pública».

El comunicado conjunto de las partes asistentes a la reunión se apunta que todos los pasos se darán en un marco de absoluta disposición a la negociación. Ya está prevista una próxima reunión para final de octubre, siempre que no se plantee alguna cuestión que aconseje adelantar su celebración, conforme a las declaraciones del representante del Simap.

Los representantes de la Conselleria de Sanidad también aclararon, según el comunicado, que los pacientes y usuarios «pueden estar completamente tranquilos de que se va a mantener la cartera de servicios vigente». El pronunciamiento del comité de empresa en el mencionado escrito es una muestra de «apoyo explícito al procedimiento iniciado por la Generalitat».