Las Provincias

Fomento reanuda las obras de mejora de acceso a Xirivella a la autovía A-3

La V-30, bajo el puente de Xirivella.
La V-30, bajo el puente de Xirivella. / J.J. MONZÓ
  • Dentro de las actuaciones incluidas se contempla la ampliación del viaducto de la autovía A-3 sobre el río Turia en su calzada sentido Valencia

El Ministerio de Fomento ha reanudado las obras de mejora del acceso de Xirivella a la autovía A-3, en el área metropolitana de Valencia, una vez que se ha definido la solución técnica para evitar la afección a las líneas eléctricas de media tensión que impedían la normal realización de los trabajos.

Dentro de las actuaciones incluidas en este proyecto se contempla la ampliación del viaducto de la autovía A-3 sobre el río Turia en su calzada sentido Valencia para los vanos sobre la autovía V-30, en sentido hacia el puerto, ha informado el Ministerio en un comunicado.

Al realizar los trabajos previos para la ejecución de la cimentación profunda de la primera pila, se localizó la presencia de cuatro líneas de media tensión que afectaban y comprometían la ejecución del encepado y de uno de los pilotes de la pila.

Para resolver este conflicto, según han informado las mismas fuentes, se ha optado por modificar la geometría inicialmente prevista para la pila.

De esta manera, se evita afectar a las citadas líneas eléctricas, dado que desviarlas hubiera supuesto la tramitación de un expediente de larga duración, la afección al suministro eléctrico y un elevado coste económico.

De esta manera, una vez ha sido tramitada la solución técnica modificada, hoy se reanudan las obras, que se prevé que finalicen en el plazo de tres meses.

La estructura nueva cuenta consta de tres vanos con una longitud total de 543 metros y las pilas de esta estructura están formadas por pórticos de dos fustes de 0,80 metros de diámetro y unidas por un dintel de 1,50 metros de ancho y 1 metro de canto.

La cimentación de las pilas es profunda y ha sido resuelta mediante dos pilotes de 1 metro de diámetro y 19,50 metros de longitud, unidos entre sí por un encepado.

Para evitar la afección a la línea de media tensión, es necesario realizar un apoyo excéntrico de los tableros a la altura de la pila número uno.

Para ello, se proyecta la construcción de una pila formada por un dintel de 1,50 metros de ancho y 1 de canto, unido a un muro de anchura variable cimentado mediante tres pilotes.