Las Provincias

Familiares y amigos de José Vicente Brigido, ayer, junto a una pancarta. :: tino calvo
Familiares y amigos de José Vicente Brigido, ayer, junto a una pancarta. :: tino calvo

Más de 200 vecinos de Ondara piden el indulto del vecino encarcelado

  • «Nuestros hijos no entienden por qué su padre tiene que ir a prisión ahora que está rehabilitado», lamenta la mujer del recluso

valencia. La plaza del Ayuntamiento de Ondara acogió ayer una concentración a favor del indulto de José Vicente Brigido, el vecino de este municipio condenado hace siete años a prisión y que acaba de ingresar en la cárcel cuando, según su familia, ya está rehabilitado. Más de 200 personas se manifestaron con una pancarta en un acto acompañado por una sonora batucada.

El joven ingresó en el cárcel de Teruel el pasado 12 de septiembre. Allí se encarga de labores de limpieza, además de dedicar tiempo a la lectura y a otras aficiones como dibujar. Según lamenta su esposa Vanesa Moya, «tuvo la mala suerte de caer en el mundo de las drogas». Cuando se le detuvo se enfrentaba a una condena de entre 9 y 12 años de cárcel. Pero finalmente fue sentenciado en 2009 a cuatro años y medio y a una multa de 11.000 euros.

Moya no se cansa de repetir que su esposo lleva «siete años rehabilitado». Hoy «tiene trabajo estable y es el pilar de una familia formada por dos hijos de 12 y 6 años». La mujer asegura que ya ha pagado 5.000 euros de la multa. Pero hace unos días recibieron «la peor noticia que se le puede dar a una persona rehabilitada». José Vicente debía entrar en prisión. «Me he quedado sola con dos niños que no entienden por qué ahora su padre tiene que ir a la cárcel», denuncia. «Nuestra última esperanza es el indulto».

Moya se mostró emocionada y agradecida por el apoyo a los vecinos de Ondara, con los que se fundió en abrazos durante la protesta. Su petición de indulto a través de Change.org cuenta ya con casi 3.000 firmas. «Sólo puedo dar gracias».