Las Provincias

El mapa del fuego

Un helicóptero realiza una descarga en el incendio de Bolulla. :: a. d.
Un helicóptero realiza una descarga en el incendio de Bolulla. :: a. d.
  • Emergencias prepara un plan para combatir a pirómanos y quemas negligentes con la ubicación cartográfica de las alertas al 112

«La reiteración de incendios en algunos puntos de la Comunitat es sorprendente». Así se expresaba el director de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, José María Ángel, en una reciente entrevista a LAS PROVINCIAS. La Generalitat está preparando un mapa de los incendios de vegetación que se registran en la Comunitat, desde el más mínimo conato a los fuegos más graves, para trazar nuevas estrategias de extinción y, al mismo tiempo, planear una mejor respuesta ante los fuegos negligentes e intencionados.

La novedad de esta cartografía de las llamas radica en que se basa en el 'minuto cero' del incendio, es decir el aviso al 112 por parte de un ciudadano testigo o alguna de las unidades de Prevención de Incendios que vigilan con sus motos, todoterrenos o torres. «Estamos evaluando y haciendo análisis por comarcas, observando los comportamientos de horario, tipo incendio, dónde se han producido...», avanzó el responsable autonómico.

Si bien ese mapa del fuego es aún un proyecto inconcluso, ya han trascendido algunas cifras que ponen de relieve la sospechosa recurrencia con la que las llamas aparecen en la Comunitat. Desde el 1 de enero hasta principios de septiembre el Centro de Coordinación de Emergencias, el 112 había recibido más de 700 avisos relacionados con quemas, incendios de cañares, matorrales o pinadas. Son unas tres alertas al día relacionadas con avistamientos de fuego o columnas de humo con cierto riesgo.

Una vez confeccionado, el mapa tendrá una utilidad al servicio de fuerzas de seguridad, como sucede con el que se ideó hace unos años y utiliza la Guardia Civil para combatir los robos en el campo. En este caso, los enemigos son los pirómanos y las quemas imprudentes.

Al mismo tiempo, se aplicará para corregir pequeños aspectos relacionados con el concepto de isocrona: la distribución más inteligente de efectivos de extinción para llegar en el mejor tiempo posible a los lugares más azotados por los incendios de vegetación.

Junto a este nuevo plan, el departamento autonómico tiene previsto incrementar el número de efectivos contra el fuego de cara a la próxima campaña. Según Ángel, «queremos hacer una mejora en los medios aéreos» (aviones y helicópteros). El nuevo pliego de condiciones para prestar este servicio estará listo en el último trimestre.

La Generalitat ha hecho público el informe trimestral del Plan de Vigilancia Preventiva contra Incendios Forestales. Según el documento, las unidades de Prevención de Incendios recorrieron durante verano casi 1,3 millones de kilómetros. En esos trayectos por el monte realizaron tareas informativas, de precintado de paelleros en áreas recreativas o apoyos en extinción, entre otras muchas funciones. En nuestra región trabajan 101 de estas unidades. Cada una de ellas está compuesta por entre tres y cinco personas.