Las Provincias

Fomento bloquea dos mejoras de apenas 1,1 millones en la V-30 y la A-3

La A-3, a la altura de Xirivella, en imagen de archivo. :: damián torres
La A-3, a la altura de Xirivella, en imagen de archivo. :: damián torres
  • La supresión de un punto negro en Xirivella está paralizada desde junio de 2015 al no aprobar el ministerio un cambio en el proyecto

Hace apenas cinco días el Ministerio de Fomento anunciaba la exposición pública del anteproyecto de ampliación de la V-30 en el tramo comprendido entre el Puerto de Valencia y el acceso al by-pass. Un proyecto de 145 millones que lleva varios años en el cajón (debería haberse ejecutado en 2011) y que ahora se reactiva debido a los «problemas de capacidad» de la carretera, reconocía el ministerio.

Sin embargo, a pesar de ese impulso a una infraestructura vital para la red valenciana, ya que permitiría descongestionar la CV-36 y los accesos a Valencia, Fomento mantiene otros dos proyectos bloqueados por la falta de aprobación de sendos modificados, lo que en la práctica se traduce en «una paralización de las obras que se ejecutan», según denuncia la Cámara de Contratistas de la Comunitat Valenciana.

Uno de los proyectos afecta a las obras para eliminar el punto negro de Xirivella en la incorporación a la A-3 -el conocido como 'Stop' de la antigua fábrica de Feycu-, que arrancaron en febrero de 2015. Desde junio del año pasado, los trabajos están pendientes de que el departamento que ahora dirige en funciones Rafael Català apruebe un complementario de la propuesta con un coste de apenas 1,1 millón de euros.

Según relata el director-gerente de los contratistas, Manuel Miñés, apareció un tendido eléctrico en el punto en el que debe situarse la última pilastra que sirve de soporte a la plataforma, por lo que debe desviarse. Aunque el modificado de los trabajos cuenta con la aprobación de la Demarcación de Carreteras de la Comunitat, no tiene el del ministerio. Esta actuación tenía un plazo de ejecución de unos seis meses.

El pasado mayo, el Ayuntamiento de Xirivella remitió una carta a Fomento para exigir que se reanudaran los trabajos tras haber tenido «mucha paciencia» con llamadas a la Dirección General de Carreteras, señaló el alcalde del municipio, Michel Montaner.

La segunda obra que está bloqueada es el falso paso inferior que conectará la V-30 con la A-3, que arrancó en marzo y debe prolongarse durante un año. En este caso, el problema ha surgido con la aparición de la topera y unos 40 metros de la antigua vía del ferrocarril de Llíria, que no fueron desmanteladas en su día e interfieren en la excavación y tablestacado necesarios para desviar y entubar las acequias del Oro y de Favara.

La adjudicataria ha presentado un modificado con un coste de unos 50.000 euros para su retirada, ya que no estaban contempladas en el proyecto de licitación, pero tampoco ha obtenido respuesta del ministerio por lo que los trabajos van al ralentí. «Es algo inaudito», lamentó Miñés, que recordó que el proyecto está redactado desde 2007 y ya entonces «se podría haber previsto pues el suelo ya era público».