Las Provincias

La comisión interministerial, un año sin convocar

«Queremos articular un sistema de acogida». Días después de que la foto del pequeño Aylan muerto en la arena de una playa turca sobrecogiera el corazón del planeta, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, lanzaba esta máxima en la primera reunión de la comisión interministerial por la crisis de los refugiados. Era el 7 de septiembre de 2015. Luego no tardarían en empezar a sonar los tambores electorales que desde entonces no han callado. Y de la comisión nunca más se supo. «Hace falta más coordinación de las comunidades autónomas y del Gobierno central para que se convoque de nuevo esa comisión», pidió Esteban Beltrán. «Desde que se anunció la comisión no se ha hecho nada», lamentó la responsable de Refugio y Migraciones de Amnistía Internacional.

Tras la reunión con los responsables del Consell, el director de Amnistía Internacional sí reconoció que tanto la Generalitat como la organización «coinciden en la necesidad de mejorar estas políticas» de atención a exiliados, algo que contrasta con la escasa información disponible hasta el momento del millar de refugiados que hay hoy en la Comunitat.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, destacó su disposición a trabajar «codo con codo» con Amnistía para mejorar la estancia de los solicitantes de asilo en la Comunitat, así como a garantizar el cumplimiento de las leyes internacionales en relación al derecho de asilo, que, denunció, «en España muchas veces no se cumplen». La entidad internacional hizo extensiva estas dudas de su aplicación también a la Comunitat Valenciana.