Las Provincias

Los comerciantes reclaman al PSPV que vote con la oposición para rebajar el IBI

Una calle del centro de Valencia, en una imagen de archivo. :: sandra donat
Una calle del centro de Valencia, en una imagen de archivo. :: sandra donat
  • PP y Ciudadanos presentarán una moción en el pleno para elevar el nivel catastral y dejar fuera a cientos de locales de una subida del 36%

valencia. Una votación conjunta del grupo municipal socialista con los ediles del PP y los de Ciudadanos en el pleno del día 29. Eso es lo que pidió ayer la presidenta de la Confederación de Empresarios del Comercio (Cecoval), Isabel Cosme, un día después de que los primeros votaran a favor de una rebaja en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y no fueran secundados en la junta de gobierno por sus socios de Compromís y València en Comú.

El asunto está lejos de resolverse, pese a que no hay ninguna moción presentada en la comisión de Hacienda que aprobará este lunes las ordenanzas fiscales. Donde sí habrá debate será en el pleno porque PP y Ciudadanos llevarán una moción conjunta a favor de la rebaja en el IBI, una votación en la que esperan tener el apoyo de los cinco ediles socialistas.

Así lo confirmaron ayer fuentes municipales, que persigue un aumento del valor catastral en el IBI del próximo año, para evitar que la subida media del 36% afecte a 1.409 comercios, como ha ocurrido este ejercicio. El grupo socialista propuso en la junta una subida de 100.000 euros para fijar el umbral en 350.000 euros, aunque la iniciativa de los dos grupos de la oposición será llegar a medio millón de euros, aseguraron.

Este año, a partir de los 250.000 euros de valor catastral en los locales de este sector, el tipo de gravamen de los recibos pasaba de 0,806 a 1,10, un índice que suponía la citada subida media. Además de los comercios se vieron afectados otros negocios como oficinas, almacenes, instalaciones deportivas y empresas, hasta llegar a los 5.000 recibos.

Cosme acudirá este lunes a la comisión de Hacienda, donde defenderá que buena parte del aumento del IBI ha afectado a pequeñas empresas, con lo que solicitará una enmienda en la aprobación inicial de las ordenanzas fiscales. «Iré con los argumentos que ya hemos mostrado a todos los grupos, con datos que demuestran a nuestro juicio el perjuicio causado a los comercios», dijo.

El portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, pidió una «reflexión a los cinco concejales socialistas», en lo que se convertirá en el primer asunto de gran calibre que lidiará la nueva portavoz del PSPV, Sandra Gómez. Tras la junta, el primero dijo que el mensaje de «Ribó es que él manda en el tripartito y no entiendo que ceda el PSPV, porque Compromís no representa a la mayoría social de Valencia»

El edil señaló que Compromís y València en Comú «suman unos 120.000 votos, mientras que el resto de los grupos llegamos a 230.000 apoyos en las últimas elecciones. Somos casi el doble las fuerzas moderadas, las que apostamos por una Valencia que cree en el comercio. Por eso llamo a los socialistas a que hagan una reflexión».

El portavoz del grupo popular, Eusebio Monzó, se refirió al otro conflicto abierto por el gobierno tripartito, la nueva tasa de terrazas de bares, con un «brutal incremento que rechazamos por completo».

Apuntó que presentarán «alegaciones para evitar este tasazo, un incremento que desde el punto de vista económico consideramos inexplicable». Como adelantó LAS PROVINCIAS, en parte de la zona centro la subida será el próximo año de un 74%, aunque en el cómputo global de la ciudad la recaudación será la misma. El concejal de Hacienda, Ramón Vilar, indicó que la medida persigue regular un sector saturado en algunas calles del centro.