Las Provincias

Educación deja a los colegios libertad para aplicar la inmersión, pero limitada a Infantil

  • La conselleria pedirá a las universidades que mejoren la formación en idiomas de los futuros profesores

El borrador del decreto sobre plurilingüismo incluye una concesión a la inmersión lingüística, aunque quedará a decisión de los centros y sólo la podrán aplicar en Infantil las escuelas donde la mayoría de alumnos sean castellanohablantes. Por regla general en esta etapa, en los seis niveles ideados, se tendrán que dar varias horas semanales en castellano. Sin embargo, para los centros que apliquen las modalidades avanzadas (1 y 2), en las que se vehiculan la mayoría de asignaturas en valenciano, existe la posibilidad, siempre según la tipología del alumnado, de retrasar la exposición a la lengua nacional hasta 1º de Primaria. Es decir, salvo la reserva de entre dos y cuatro horas de inglés, el resto del tiempo lectivo será en lengua cooficial. En las otras etapas el castellano es obligatorio en una materia no lingüística y en la de Lengua.

En realidad la conselleria ha concretado la posibilidad genérica que daba el último decreto plurilingüe del PP (2012), que aunque eliminó los programas de inmersión previos permitía, en la línea en valenciano, utilizar metodologías de este tipo «en función del contexto sociolingüístico y de los resultados de las evaluaciones».

Hay que recordar que el decreto establece seis niveles. Básico 1 y 2, Intermedio 1 y 2 y Avanzado 1 y 2. Los primeros dan en castellano la mayoría de las materias, en los siguientes gana algo de peso la lengua valenciana y en los últimos se prioriza de manera clara. En casi todas las modalidades se dará en inglés la asignatura de especialidad y otra área no lingüística. Sólo se podrá aumentar el peso (hasta tres asignaturas) en el avanzado 2, exactamente en 5º y 6º de Primaria. Además, en los tres primeros niveles la nueva asignatura de Competencia en Comunicación Oral, de al menos una hora semanal, servirá para mejorar las destrezas en las lenguas cooficiales. Sólo se podrá dedicar al inglés en los restantes.

El decreto también incluye un apartado específico para la formación docente. Por ejemplo, se plantea el fomento del dominio en lenguas (extranjera y cooficiales) en los planes de estudios de los grados relacionados con el Magisterio, tanto de las universidades públicas como de las privadas.

También establece que en las materias no lingüísticas vehiculadas en inglés los alumnos podrán responder en los exámenes tanto en valenciano como en castellano.