Las Provincias

Aemet alerta de «tormentas significativas» para el jueves y el viernes

Alerta de tormentas «significativas» para mañana y el viernes
  • El otoño en la Comunitat se prevé con temperaturas por encima de la media y precipitaciones en valores normales

El otoño comenzará mañana a las 4.21 horas y en la Comunitat Valenciana se prevé que durante esa estación las temperaturas se mantengan por encima de la media y las precipitaciones en valores normales, aunque puntualmente podría darse alguna situación de lluvia "más o menos fuerte". La nueva estación llega después de un verano "especialmente seco" en el que ha llovido la mitad de lo normal y se han vivido temperaturas tres décimas superiores.

Así lo ha asegurado hoy el delegado de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en la Comunitat Valenciana, Jorge Tamayo, quien ha precisado que aunque para los próximos días "no se ve" una situación de "gota fría", sí se prevé que mañana y el viernes se produzcan tormentas, "algunas de ellas significativas".

Respecto a las precipitaciones durante el otoño, que se prolongará hasta el 21 de diciembre, Tamayo ha señalado que en este momento no tienen "ninguna señal" que permita aventurar que se estará "por encima, por debajo o alrededor de los valores normales".

Tamayo también ha presentado el resumen del verano climático, que en la Comunitat Valenciana ha sido cálido y muy seco, con una temperatura media de 23,3 grados, tres décimas más alta que la del promedio normal, aunque en el conjunto de España ha hecho más calor, 1,2 grados por encima de lo normal.

Respecto al año hidrológico (1 de octubre de 2015 a 20 de septiembre de 2016), a falta de diez días para cerrar el balance ha resultado "extremadamente seco" en la Comunitat, con una precipitación media de 277,1 litros por metro cuadrado, "poco más de la mitad de lo que se considera normal".

Un verano que se alarga 8 días

Hasta ahora, el verano en la Comunitat Valenciana ha registrado temperaturas tres décimas por encima de lo habitual, aunque ha habido "pocos días de poniente", ha precisado el jefe de Climatología.

En concreto, los días 13 y 14 de junio entró un viento de poniente y se alcanzaron los 40 grados coincidiendo con los incendios de Carcaixent de Bolbaite esos días. También el 4 y 5 de septiembre entró viento de poniente, los mismo días que se propagaron los incendios de Benitatxell y Bolulla. En medio, a finales de julio, cuando se declaró el fuego en Artana, en la Sierra de Espadán, las temperaturas eran muy altas pero no hubo una entrada clara de poniente.

El jefe de Climatología de AEMET en Valencia, Ángel Núñez, ha resaltado también cómo "en los últimos 30-40 años, la temperatura media del verano ha subido 6 décimas en la Comunitat Valenciana", en línea con lo que ha ocurrido en el resto de Europa, donde la subida media en los últimos cien años es 1ºC.

Es más, ha agregado, "el verano se ha extendido aproximadamente 8 días" en la región valenciana, en lo que a temperaturas se refiere, "sobre todo cinco días antes y tres días después", ha precisado. "Tenemos un verano que se ha expandido de modo que las olas de calor van a ser más frecuentes y se van a producir fuera de temporada. Es lo que hemos visto este año, porque hay que considerar el 4 y el 5 de septiembre como fuera de temporada, algo alejado de lo que era el período normal de calor".

Déficit hídrico del 30 al 60 %

En cuanto al año hidrológico, que comenzó el pasado 1 octubre de 2015 y finalizará el próximo 30 de septiembre, el delegado de AEMET en la Comunitat Valenciana ha apuntado que está siendo "extremadamente seco", el segundo más seco después del de 2014. No obstante, la variabilidad entre un año y otro es mayor, en uno bajan las precipitaciones y al otro se recuperan, frente a lo que ocurría en las décadas de los 60 y los 80, cuando los períodos sin precipitaciones eran más prolongados.

Tamayo ha explicado que en toda la Comunitat Valenciana se ha registrado "precipitaciones por debajo de la media", con un déficit del 45%, que "es mucho", ha advertido. Su distribución a lo largo del año, fue bastante acusada a principios del pasado otoño, luego en invierno muy poco y se recuperó "algo" en primavera "pero sin llegar a la cantidad normal de agua".

Tanto es así que "todas las comarcas están en déficit": donde más ha llovido el déficit ronda el 30% de déficit y donde menos ha llovido el déficit alcanza el 60%, ha explicado.