Las Provincias

Inquietud entre el personal del Hospital de Alzira ante la reversión de la gestión

Equipo médico durante una intervención quirúrgica. :: carles ricard
Equipo médico durante una intervención quirúrgica. :: carles ricard
  • Los sindicatos se encuentran a la espera de que Sanidad convoque una reunión para conocer el plan de actuaciones

La reversión del Hospital de la Ribera anunciada la semana pasada por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha sembrado la incertidumbre y despertado la inquietud entre los trabajadores. Según ha podido saber LAS PROVINCIAS de fuentes sindicales, el personal ha empezado a interesarse por conocer cómo se va a llevar a cabo el proceso de reversión, en lo que afecte a sus condiciones laborales.

La incertidumbre que rodea la situación no sólo se manifiesta por la declaraciones que algunos sindicatos ofrecen, sino también por la cautela con la que otras formaciones afrontan las circunstancias inclinándose por mantener silencio hasta que la Conselleria de Sanidad desvele las claves de su plan de acción.

En ese contexto, los miembros del comité de empresa tienen previsto reunirse esta mañana en un encuentro que las fuentes consultadas calificaron de «toma de contacto» entre los distintos sindicatos para conocer los planteamientos que quieren trasladar a la Conselleria de Sanidad cuando se celebre la reunión pendiente y que esperan que tenga lugar «en breve». De momento esa cita no tiene fecha.

Pedro Durán, portavoz del sindicato Simap en este hospital, destacó que están solicitando «confianza y tranquilidad a los trabajadores» que se dirigen a ellos planteando preguntas sobre el futuro. Durán recalcó que el mensaje de tranquilidad que trasladan ante la inquietud e incertidumbre que se ha generado se fundamenta en que están «seguros de que nos vamos a entender con la conselleria de Sanidad. Hay buenas vibraciones».

El representante de Simap confirmó el encuentro que tienen previsto para hoy y que, según sus propias palabras, se celebra para «preparar la reunión con la conselleria». También desde el sindicato CC.OO manifestaron que desde la Administración no se ha comunicado todavía la fecha para la reunión. Y apuntaron que lo que ahora quieren conocer los representantes de los trabajadores es la «hoja de ruta» que seguirá Sanidad para llevar a cabo la reversión.

No sólo los sindicatos, también fuentes de la empresa Ribera Salud mostraron su inquietud por conocer el «plan de actuación». De hecho, señalaron que esperan que Sanidad «concrete» cómo va a llevar a cabo el proceso de reversión con la finalidad de acabar con la «inquietud y la incertidumbre entre los trabajadores y también entre los ciudadanos».

Reuniones y comisión

Desde la conselleria destacaron que con anterioridad al anuncio por parte de la Generalitat de la finalización de la concesión administrativa ya se celebraron reuniones con los trabajadores o la empresa. Ahora, «una vez notificada formalmente la intención de no prorrogar el contrato, se celebrarán nuevos encuentros entre la conselleria de Sanidad y el comité de empresa, la junta de personal, la mesa sectorial y la propia empresa como parte de la planificación de la hoja de ruta de la reversión».

El departamento autonómico añadió que a la intención de celebrar esas reuniones se suma «la creación de una comisión» con la finalidad de redactar las normas dirigidas a concretar cuestiones como las que hacen referencia a la forma en la que se llevará a cabo la recepción de todos los elementos materiales.

La semana pasada el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, anunció que se iban a iniciar los trámites para la recuperación de la concesión del Hospital de La Ribera, en Alzira. Ello comportaba la comunicación a la empresa de que no se renovará la concesión a partir de marzo de 2018.

Puig, anunció esta decisión durante su primer debate de política general, tras quince meses de gestión del ejecutivo autonómico compuesto por PSPV-Compromís. A ello añadió que esta legislatura acabará con la vuelta a la gestión pública directa de los departamentos de Salud de Dénia y La Ribera. En el caso del departamento de La Marina, aseguró que en estos momentos, las Consellerias de Sanidad y Hacienda estudian cómo proceder a la reversión anticipada «con la máxima seguridad jurídica y el mínimo coste para los valencianos».

Los pronunciamientos del presidente del Consell sobre asuntos del ámbito sanitario no acabaron ahí. Puig exigió al Gobierno en funciones que «retire» los recursos contra la universalidad de la asistencia sanitaria y fin del copago.

La reversión de los hospitales fue uno de los primeros anuncios que realizó la consellera de Sanidad, Carmen Montón. En los meses siguientes se inició un proceso de auditorías después de que el departamento autonómico señalara que «nunca» se realizaron auditorías asistenciales. Sin embargo, como informó en su día LAS PROVINCIAS, Sanidad había publicado al menos en los últimos cinco años en el DOCV resolución aprobando el Plan Anual de Inspección de Servicios Sanitarios que incluía la inspección de prestaciones sanitarias en los departamentos de salud gestionados mediante concesión administrativa.