Las Provincias

Aspecto de un paraje tras un incendio intencionado. :: j.signes
Aspecto de un paraje tras un incendio intencionado. :: j.signes

El balance de los incendios

  • Unos 115 siniestros han sido provocados por pirómanos en las últimas dos décadas en la Comunitat

  • Las negligencias y los fuegos intencionados, los que más preocupan

valencia. El origen de un incendio forestal viene determinado por causas muy dispares entre ellas tanto a nivel regional como a nivel nacional. Aún así, cuando se trata de la Comunitat Valenciana, en los últimos años hay que destacar un dato bastante relevante cómo es el número de fuegos que han sido ocasionados directamente por causa de un rayo.

Este parámetro es muy elevado en el área geográfica valenciana, sobre todo en la provincia de Castellón, donde se dan más tormentas secas a lo largo del año. Éstas son el principal germen que han desencadenado las llamas, aunque en el área mediterránea no han tenido mayor trascendencia debido a la rápida actuación de los efectivos. En el caso de las negligencias, la quema agrícola es la que mayor incidencia tiene seguida por los juegos de niños, que suponen el 36 por ciento de esta causa y los fuegos artificiales (tan típicos en la Comunitat), tal y como relata el jefe de sección de prevención de incendios, Alberto Solana.

No obstante, en las últimas dos décadas, lo que más preocupa son las motivaciones de incendios intencionados ya que el número de causantes identificados es muy bajo. Además, para llegar a determinarlo se necesita una larga investigación conjunta entre el Grupo Operativo de Investigación de Incendios Forestales de la Conselleria y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

En este sentido, desde el año 2000 hasta 2013 se han reconocido aproximadamente 16 pirómanos que provocaron 115 incendios con una superficie afectada del área forestal de 1.100 hectáreas.