Las Provincias

Ingenieros urgen a aprobar un plan para regenerar la Granadella en un año

La montaña de la cala de la Granadella, calcinada por el fuego. :: damián torres
La montaña de la cala de la Granadella, calcinada por el fuego. :: damián torres
  • Expertos agrónomos señalan que el caos del planeamiento urbanístico y el abandono de parcelas agravan el efecto de los incendios

Una «adecuada planificación, ejecución y mantenimiento» de un plan de regeneración del monte quemado en Xàbia que lograría recuperar parcialmente el esplendor en una zona tan preciada como la de la Granadella y por menos de tres millones de euros. El mensaje del Colegio de Ingenieros Agrónomos de Levante (Coial) para el Consell y las administraciones municipales implicadas en revertir la zona quemada busca alertar de que el incendio «no sólo ha causado un grave impacto ambiental, sino que, además, lo puede provocar económico por dejar de ser un polo de atracción turística de calidad».

Los ingenieros agrónomos se centran en dos puntos, de unas nueve hectáreas, y con un coste de los trabajos de alrededor de 2,8 millones. En primer lugar el acceso a la cala de la Granadella, el Barranc de Martorell, y por otro el entorno del Castell de la Granadella y Tossal de Chapa, «una zona de gran exposición visual que constituye el fondo escénico de la cala de la Granadella», como destaca el colegio. El calculo de la institución es que «los resultados empiecen a ser visibles desde el primer año», coincidiendo casi con el próximo verano. En el resto de las más de 800 hectáreas calcinadas, los ingenieros abogan por «una intervención convencional».

El comunicado de los ingenieros agrónomos critica también dos aspectos relacionados con la prevención de incendios forestales, con mucho que mejorar por la administración. Por una parte, el Coial lamenta la falta de orden de los municipios a la hora de planificar suelo urbanizable, del agrario o forestal. «Los Planes Generales y la Ordenanzas municipales no comprenden aspectos fundamentales para el medio natural (suelo no urbanizable) ni para la gestión de la infraestructura verde del propio espacio urbanizado. Por ello nos encontramos casos como el que nos ocupa, donde el fuego ha campado a sus anchas entre urbanizaciones, bordes e infraestructuras», es el severo párrafo del Colegio de Ingenieros Forestales.

Incendio en Benasau

Los ingenieros lamentan también que, en casos como el incendio de Xàbia, quede patente la abundancia de espacios agrarios abandonados, parcelas que en el fuego de la semana pasada favorecieron la extensión de las llamas. «No se da importancia a los entornos de alto valor ambiental y paisajístico hasta que, desgraciadamente, tienen lugar desastres como el que nos ocupa», subraya el Coial.

Un nuevo incendio forestal se desató ayer en el término municipal de Benasau, cerca de Alcoy. Hasta el siniestro, situado a la altura del puerto de Confrides y declarado a media tarde, se desplazaron ocho medios aéreos y cuatro unidades de los bomberos forestales autonómicos. El fuego obligó a cortar la carretera CV-70, entre Benasau y Confrides.

Por otra parte, el Consorcio de Bomberos de Alicante dio por extinguido el incendio de Bolulla, tras calcinar algo más de 400 hectáreas forestales.