Las Provincias

Un efectivo descarga sobre un incendio en Boluda. :: lp
Un efectivo descarga sobre un incendio en Boluda. :: lp

Armas para combatir las llamas

  • Existen compuestos químicos que en contacto con el agua incrementan las propiedades de este recurso natural

  • Los retardantes y espumógenos ayudan en la extinción de incendios

valencia. Cuando un incendio forestal queda declarado, el agua se convierte en el recurso principal para poder extinguirlo. Aunque en ocasiones, los efectivos desplazados hasta el lugar del siniestro emplean retardantes, es decir, productos químicos que en adición con el agua incrementan las propiedades de este recurso natural como agente extintor de fuego. Al principio de ser utilizados, se distinguían entre retardantes de largo término y retardantes de corto término, no obstante, en la actualidad esta clasificación se ha visto modificada y, en la actualidad, son diferenciados entre retardantes y espumógenos.

Los primeros son compuestos que se mezclan con el agua en diferentes proporciones y mantienen sus propiedades aún cuando el líquido se ha evaporado, aunque tiene mayor efecto con la presencia de la misma. Se trata principalmente de sales amónicas del grupo de los fosfatos, sulfatos y polifosfatos. Por contra, las espumas son, fundamentalmente, de tipo «detergente» y por ende, solo mantienen las propiedades del agua el tiempo que ésta persista en la mezcla realizada.

En la actualidad su persistencia dura entre 30 minutos y una hora. El espumógeno actúa envolviendo a los combustibles e impidiendo su contacto con el aire, por lo que no se puede producir la combustión habitual, a la vez que favorece la absorción del agua por los tallos y demás elementos de las plantas. Como consecuencia directa, se necesita mucha menos agua para mojar la vegetación afectada y además tiene un mayor efecto sobre las llamas.