Las Provincias

Abandona a una anciana en silla de ruedas en la calle

Una anciana junto a una agente en una imagen difundida por la policía. :: @polprvalencia
Una anciana junto a una agente en una imagen difundida por la policía. :: @polprvalencia
  • La cuidadora fue detenida por la policía tras dejar a la víctima sola en el centro de Valencia

Desamparada en la calle sin poder mover su silla de ruedas. Así encontró la Policía Nacional a una anciana de 90 años en la calle San Vicente, en pleno centro de Valencia, después de que su cuidadora la abandonara para ir a comprar algo en el 'barrio chino'.

Los hechos ocurrieron sobre las diez y media de la noche del martes. La sala del 091 de la Policía Nacional recibió una llamada de un ciudadano que solicitaba auxilio para una anciana que estaba sola en la calle. La mujer se encontraba sentada en una silla de ruedas y tenía frío tras la bajada de las temperaturas después de la tromba de agua.

Una patrulla de la Policía Nacional acudió de inmediato al lugar y auxilió a la anciana, que fue trasladada al Hospital General de Valencia. Mientras la víctima recibía atención médica y comía, ya que también tenía hambre, los policías realizaban indagaciones para localizar y detener a la cuidadora.

Con la descripción física y otros datos aportados por la anciana y los vecinos que le prestaron auxilio en la calle, la policía no tardó en arrestar a la cuidadora, de nacionalidad española y de 37 años de edad, en la cercana calle Viana.

La mujer fue detenida sobre las once y media de la noche, una hora después del auxilio a la víctima, por un delito de abandono de una persona incapaz de valerse por sí misma, ya que la anciana no podía mover la silla de ruedas, y además, sufre una enfermedad mental. La cuidadora reaccionó de forma agresiva cuando fue identificada por la policía, por lo que también está acusada de un delito de resistencia a un agente de la autoridad. Según las investigaciones policiales, la mujer se habría desplazado a la calle Viana para comprar alguna sustancia.

Tras leerle sus derechos e informarle del motivo de la detención, los agentes trasladaron a la mujer a dependencias policiales para identificarla plenamente. La Policía Nacional continúa las investigaciones para averiguar si la anciana sufrió malos tratos o fue abandonada en otras ocasiones por la misma persona detenida. Los agentes que auxiliaron a la víctima intentaron contactar con sus familiares, pero las primeras pesquisas no dieron resultado. La policía informó también a los Servicios Sociales de la situación de desamparo de la anciana.

La Guardia Civil de Cullera detuvo este año a siete personas por vaciar las cuentas bancarias y vender dos casas de un matrimonio de ancianos. El grupo se apropió de 300.000 euros tras mantener retenida a la pareja durante meses en dos pisos. Una de las personas arrestadas era la cuidadora de las víctimas.