Las Provincias

Educación se compromete ahora a cubrir las plazas de logopeda para niños sordos

  • Tres especialistas se incorporarán tras las quejas de los padres por dejar «desamparados» a más de 20 menores en el colegio Sagrada Familia

valencia. La Conselleria de Educación se comprometió ayer a cubrir las dos vacantes de logopeda en el colegio concertado Sagrada Familia, centro de escolarización preferente de niños sordos. Lo hizo tras las críticas de la Asociación de Padres y Amigos de Niños Sordos, que lanzó una campaña de recogida de firmas a través de la plataforma change.org -ayer tarde ya sumaban casi 10.000- para pedir que en la escuela se restablecieran las dos profesionales que atendían a 21 menores y permitían una educación inclusiva. Y es que este año el curso se inició en el centro la semana pasada sin ninguna a causa de una jubilación y un traslado.

Ahora desde la Conselleria aseguraron ayer que de forma «inminente» se incorporarán tres profesionales, dos a jornada completa y uno a media jornada, por lo que «se incrementarán los recursos para este año» al haberse hecho cargo de esta labor hasta ahora sólo dos personas.

Los padres afectados acusaron en primera instancia a la Diputación de dejar «desamparados» a los menores puesto que la Conselleria y la Diputación han tenido durante años un convenio para que logopedas especializados en niños sordos prestaran el servicio de rehabilitación del lenguaje oral a los menores. Sin embargo, y tras tener conocimiento de las quejas, la diputada de Bienestar Social, Mercedes Berenguer, ya explicó el pasado lunes que la competencia de cubrir las vacantes la había asumido la Conselleria.

Ante esta polémica, la portavoz del grupo popular de la Diputación de Valencia, Mari Carmen Contelles, acusó a la institución de «falta de coordinación y dejadez» por saber «desde el pasado curso que esta situación se podría dar y sin embargo no ha tomado las medidas necesarias para remediarlo».

Por su parte, el grupo de Ciudadanos en la Diputación presentó una moción para que se mantengan los logopedas itinerantes del Instituto Valenciano de Audio Fonología, dependiente del organismo, en los centros educativos. Además, la diputada del grupo, Mamen Peris, exigió que se asignen al colegio Sagrada Familia estos profesionales «con carácter urgente».