Las Provincias

Unos 400 restaurantes valencianos recibirán formación ante casos de atragantamientos

vídeo

El cocinero valenciano y estrella Michelín, Ricard Camarena (i), observa una maniobra de reanimación básica para salvar la vida en caso de atragantamiento. / EFE

  • En la Comunitat mueren más de 150 personas al año por esta causa y en España esta cifra asciende a 1.400

Algo más de 400 restaurantes de Valencia y su provincia recibirán formación para practicar maniobras básicas ante casos de atragantamiento, en los que intervenir con rapidez es fundamental para salvar vidas.

Fundación Mapfre, la Federación de Cocineros y Reposteros de España y la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES) impulsan la campaña SOS Respira, cuyo embajador en Valencia es el cocinero Ricard Camarena, que ha destacado la importancia de sensibilizar a la población sobre la incidencia de los atragantamientos.

Dentro de la campaña se han realizado ya más de 200 visitas a restaurantes valencianos, y continuará hasta finales de año con otras tantas visitas para enseñar a los hosteleros "qué, cómo y cuándo" hay que actuar frente a un atragantamiento mediante la maniobra de Heimlich, según ha explicado el secretario técnico de la junta de SEMES-Comunidad Valenciana, José Mínguez.

El "único objetivo" de esta campaña es "salvar vidas", ha manifestado el director de Promoción de la Salud de Fundación Mapfre, Antonio Guzmán, quien ha informado del lanzamiento de una app gratuita que da a conocer las maniobras en adultos y en niños a través de vídeos y textos.

Entre finales de junio y principios de julio técnicos sanitarios ya han enseñado a los equipos de 200 restaurantes estas maniobras para casos de atragantamiento, y en lo que queda de año visitarán otros 200 locales.

En la Comunitat Valenciana mueren más de 150 personas al año a causa de atragantamientos, y en España esta cifra asciende a 1.400, "una barbaridad, más que en las carreteras", ha indicado Camarena.

"Comemos a diario varias veces y estamos expuestos a que nos pueda suceder", ha comentado el chef, que ha simulado la práctica de la maniobra de Heimlich tras una clase práctica durante la presentación de la campaña.

Camarena ha señalado que afortunadamente no ha tenido ningún caso de este tipo en sus restaurantes, y ha destacado la importancia de disponer de esta formación "a nivel particular".

Los restaurantes que reciban la formación sanitaria recibirán un distintivo de "Local Comprometido" para su exposición en la puerta.

Luis Mifsut, del Servicio de Emergencias de Valencia, ha explicado que el primer interviniente ante un atragantamiento es fundamental por la ganancia de tiempo que supone su actuación hasta la llegada de los servicios de urgencia.

Si se trata de un atragantamiento leve, en que el afectado puede emitir sonidos y toser, se le debe animar a toser con fuerza para provocar la expulsión del cuerpo extraño.

En caso de que no pueda respirar, la tos sea débil o inexistente y la piel comience a tomar un tono azulado, hay que llamar urgentemente al 112 y comenzar la maniobra de Heimlich, que consiste en forzar los movimientos que se realizan al toser. Se debe presionar con los dos brazos el abdomen de la persona mientras se le agarra desde la espalda.

Si existe pérdida de conocimiento, se debe seguir con las compresiones torácicas practicando la reanimación de la persona.

Si el afectado es un lactante, se debe colocar al niño sobre el brazo en posición antigravitatoria y practicar las compresiones torácicas.

Para evitar el atragantamiento en bebés y niños se debe evitar que jueguen con piezas pequeñas o corran con comida en la boca, y prestar atención a alimentos como las nueces, las uvas y las palomitas de maíz.