Las Provincias

Hosteleros de El Palmar rechazan los semáforos y piden ampliar los puentes

  • La asociación aboga por mejorar la carretera y construir una variante en la pedanía para garantizar la llegada de clientes a los locales

valencia. El presidente de la asociación de hostelería de El Palmar, Emilio Gálvez, se mostró ayer contrario a los planes para regular con semáforos el tráfico de vehículos en el acceso a la pedanía desde Valencia, en concreto en los tres puentes que salvan la Albufera y done se producen frecuentes embotellamientos de vehículos.

Es una de las alternativas que maneja el gobierno municipal, comentó Gálvez, frente a lo que abogó por la ampliación de los tres pasos. De este modo se une a la petición de la Comunidad de Pescadores, cuyo presidente, José Caballer, ha iniciado una recogida de apoyos para exigir mejores accesos a esta singular pedanía.

El Palmar vive en buena parte del turismo, por lo que un acceso cómodo es fundamental. El Ayuntamiento intentó en el anterior mandato ampliar los tres puentes, aunque la medida fue rechazada por los responsables del parque natural. Ahora, Caballer recuerda a Compromís que cumpla con su programa electoral, donde cita la mejora en los accesos como una de las prioridades en las inversiones.

Gálvez señaló la idoneidad de una variante para evitar que la mayor parte del tráfico cruce por el centro de la pedanía, en concreto por la plaza de la Sequiota. Los restaurantes de la zona tienen todos terrazas, por lo que el paso para los vehículos es aún más estrecho.

La llegada de la línea 25 de la EMT, el autobús turístico y otros discrecionales repletos de visitantes pone en aprietos con frecuencia lo angosto de los tres puentes. «Los atascos pasan a diario», comentó Caballer.

Para el presidente de los hosteleros, es imperativo que las mejoras en la infraestructura viaria se extienda a la carretera de El Saler. La CV-500 es objeto desde hace años de varios proyectos por parte de la Generalitat, como la reducción de la velocidad máxima a su paso por la pedanía que le da nombre. De este modo, los vecinos persiguen incluso la opción de suprimir un paso elevado peatonal para llegar desde la zona residencial hasta una zona de embarque en la Albufera. Ninguna de estas iniciativas ha cuajado de momento.