Las Provincias

Más de 780.000 alumnos inician un curso en la Comunitat con la vista puesta en la «inclusión y la educación por la igualdad»

Dos niños acuden al colegio el primer día del curso.
Dos niños acuden al colegio el primer día del curso. / EFE
  • Marzà asegura que los centros que su departamento se comprometió a ejecutar «estarán» y garantiza «trabajo, trabajo y trabajo»

Un total de 783.565 alumnos en la Comunitat Valenciana, atendidos por más de 66.000 maestros y profesores, han iniciado este jueves "con total normalidad" un nuevo curso escolar en el que desde la administración se apostará por la inclusión, con un nuevo decreto transversal en este sentido, así como por la educación en valores, con especial énfasis en la igualdad de género y oportunidades.

"La educación pública será una educación de excelencia, ya es de calidad", ha aseverado el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, tras visitar en esta primera jornada escolar el CEIP José Soto Micó de Valencia junto a la vicepresidenta, Mónica Oltra, el conseller de Educación, Vicent Marzà, y el alcalde de la ciudad, Joan Ribó.

Todos ellos han visitado dos aulas de este centro, el más grande de la capital con 825 alumnos y 33 unidades, y han asistido al intercambio de los lotes de libros entre los estudiantes de 3º y 4º curso de Primaria en el marco del programa XarxaLlibres.

Marzà ha confesado que tenía ganas, como maestro, de entrar a un colegio, ha mostrado su esperanza en que los niños se vayan hoy a casa "con la misma sonrisa con la que han entrado" y ha recordado que este curso se ha recuperado el 57% de los 5.000 puestos docentes "destruidos" por los recortes en años anteriores, con la contratación de 2.800 profesores más.

Ha destacado que el curso ha comenzado con normalidad y ha avanzado, como novedad, que su departamento trabaja ya en un nuevo decreto de escuela inclusiva para este año que recoja de forma transversal todas las medidas de atención a la diversidad. "Si no incluimos a todos desde la diversidad no tendremos una escuela de calidad", ha justificado.

Educar en la igualdad de género

La vicepresidenta también ha centrado buena parte de su intervención en la inclusión y ha asegurado que la diversidad debe ser vista "como una oportunidad" y la escuela pública debe ser "una herramienta para igualar ante desigualdades de origen", tanto sociales como culturales o de capacidad.

También ha puesto en valor el papel de la escuela para educar en la igualdad de género y ha recordado que este curso habrá agentes de igualdad en todos los centros, que velarán para promover valores que contribuyan a erradicar este tipo de violencia. A su juicio, hay que promover la formación de "hombres y mujeres críticos, que piensen" porque "una sociedad que piensa es una sociedad que nadie puede tiranizar".

De la calidad a la excelencia

Por su parte, el presidente de la Generalitat ha incidido, tras agradecer su esfuerzo a los docentes valencianos, en este mensaje a favor de una escuela "cada vez más inclusiva" para que "nadie se quede al margen".

La educación, ha dicho, actúa como "palanca de país" y es "la gran asignatura de este gobierno", que desde el principio ha destinado "los escasos recursos a garantizar la igualdad en la educación". Ha remarcado que la enseñanza pública "ya es de calidad" y será "de excelencia", al tiempo que ha aseverado que es en ella donde se juega "el renacimiento de nuestro pueblo".

Puig también se ha referido a XarxaLLibres, en el que ha admitido la existencia de "dificultades" por tratarse de un programa nuevo, pero ha recalcado que este curso se conseguirá la gratuidad de los libros en todos los centros acogidos. Respecto a las infraestructuras escolares, ha recordado la "hipoteca grande" que supone el "fiasco" de Ciegsa y ha indicado que si no hubiera sido por estos sobrecostes los colegios valencianos no tendrían ya barracones.

NUEVO INSTITUTO EN EL BARRIO

Joan Ribó ha destacado, por su parte, que el CEIP José Soto Micó es, además del más grande de la ciudad, el único de toda España que conserva el primer ciclo de la ESO mientras en el barrio todavía está puesto un cartel que anuncia desde 2007 la construcción de un nuevo instituto en Patraix que no se ha ejecutado en una década pero que "sí se abrirá próximamente".

También ha recalcado la labor de este colegio en el barrio, abriendo la biblioteca a las familias o sus puertas a toda la comunidad en Fallas.

INSTRUCCIONES ANTE EL CALOR

En relación a las instrucciones remitidas por Conselleria a los centros con el protocolo de actuación ante altas temperaturas, el conseller ha explicado que existe una temperatura a partir de la cual se debe pensar si conviene permanecer en las aulas o no. Cuestionado sobre si, dado el caso de valores extremos, podría cerrarse un aula, ha indicado que sí porque "lo primero son los niños".

Asimismo, ha señalado que en el plan de revisión de centros se están siguiendo criterios de eficiencia energética y ha incidido en que por el momento la situación discurre con total normalidad.

COMPROMISO CON LAS INFRAESTRUCTURAS

Al ser preguntado por las críticas de los padres del CEIP 103 por el retraso en la construcción del centro, con el proyecto aprobado por Conselleria pero pendiente del trámite municipal, Marzà ha reiterado que los centros que su departamento se comprometió a ejecutar estarán y con la mayor celeridad posible.

"Trabajo, trabajo y trabajo", ha indicado, para agregar que es cierto que en algunos casos se ha producido algún retraso y si no se llega "a tiempo" se explicará a la ciudadanía, con la que comparte sus reivindicaciones.

No obstante, ha destacado que más de la mitad de los centros necesitaban reformas o nuevas construcciones y ahora se está dando solución a las dificultades que van surgiendo.

Por su parte, Ribó ha lamentado la "lentitud terrible" de los procesos administrativos en el consistorio y ha apuntado que para paliar esta situación se está contratando a más personal para acelerar los trámites.