Las Provincias

Otro tesoro natural del interior de la comarca, amenazado por las llamas

  • Las Fuentes de l'Algar se salvan del paso del fuego, pero Medio Ambiente constata daños en la zona del Barranc de Sacs

La Sierra de Bérnia, que ayer se vio herida por el gran incendio forestal, divide las comarcas de la Marina Baixa y la Marina Alta. Su forma de gran cresta avanza alineada de suroeste a noreste hasta el barranco del Mascarat, marcando el horizonte paisajístico de puntos del litoral como Altea o Calpe. Tiene un pico de más de mil metros, faldas con frondosas pinadas, cuevas y un punto de gran interés turístico: las Fuentes de l'Algar, uno de los pocos espacios fluviales aptos para el baño con cascadas en la Comunitat.

«Es una zona de gran valor ecológico y natural, un gran patrimonio de la provincia», destacó Juan Carlos Moragues. Mientras, la consellera de Medio Ambiente, Elena Cebrián, mostró ayer su preocupación por los daños del fuego en el entorno del Barranc de Sacs, entre Bolulla, Tárbena y Callosa. El entorno montañoso es muy apreciado por senderistas, aficionados a la montaña y a la fotografía, así como turistas en busca de espacios rurales.