Las Provincias

Emergencias vincula el rebrote al efecto avivador del poniente

Los incendios de Benitatxell y Bolulla nacieron el domingo casi al mismo tiempo y ambos sufrieron rebrotes. Pero en éste último caso Emergencias no aprecia la acción de un pirómano, sino el efecto avivador del calor y el viento de poniente que el lunes seguía azotando la Comunitat y dejó temperaturas de récord para un mes de septiembre. Esa reproducción cuando el fuego parecía domado sobrevino sobre las tres de la tarde del lunes. En esta ocasión, el frente de llamas renació en un punto muy próximo al perímetro afectado, por lo que se sospecha que un movimiento de pavesas aún incandescentes en una de las ráfagas reavivó el desastre. Cuando llegaron refuerzos, ya era tarde.