Las Provincias

El director de la residencia de Carlet renuncia tras denuncias de desatención de ancianos

Los residentes juegan a dominó en las instalaciones del centro. :: a. t.
Los residentes juegan a dominó en las instalaciones del centro. :: a. t.
  • Oltra reconoce que en el centro público se vive una situación de «desgobierno» y que hay problemas que se tienen que solucionar

La falta de atención de los residentes del centro de mayores de Carlet se ha hecho patente tras las denuncias de abandono de los propios ancianos.

Este hecho ha provocado que el director del centro, Carlos Manzanero, haya renunciado al cargo tras cinco años al mando de esta residencia pública. Una renuncia que, asegura, no está motivada, solamente, por los sucesos actuales, sino que se trata de una decisión profesional para seguir ejerciendo su carrera de funcionario. Sin embargo, las constantes denuncias por la falta de personal y los problemas que esto genera en el centro, son claves para que en estos momentos tan delicados la Conselleria tenga que buscar un nuevo director que afronte una difícil etapa tras las quejas que publicó en su día El Mundo.

Pero ésta no ha sido la única consecuencia de las informaciones publicadas en los últimos días. La vicepresidenta y consellera de Igualdad, Mónica Oltra, ha anunciado que se ha abierto un expediente informativo a las personas que participaron en la realización de la citada foto, para determinar si su proceder fue el adecuado. Y es que ha calificado la imagen en la que se ve al anciano en el suelo de «indignante» y de una intromisión a la intimidad de este residente por lo que con la investigación se tratará de esclarecer porque se decidió tomar una foto en lugar de levantar al anciano o cómo es posible que se cayese de esa forma.

Desde el comité de empresa han negado que hayan tenido nada que ver con la realización de esta instantánea ya que «éste no es el estilo del comité».

Oltra ha reconocido en su visita a la residencia pública de Carlet que se vive «una situación de desgobierno» causada «por el abandono durante más de 20 años de lo público» y que esto «no se arregla en un año ni en dos».

Oltra ha visitado al anciano que sufrió la caída para comprobar que se encuentra en buen estado. También se ha reunido con su familia que ha interpuesto una denuncia por lo que la consellera ha asegurado que se pondrán al servicio de la Fiscalía y el juzgado.

Durante varias horas, la vicepresidenta se ha reunido con miembros del centro geriátrico, del comité de empresa y sindicatos para intentar tomar medidas para acabar con los problemas de falta de personal que arrastra esta residencia. «Esto no va a volver a pasar, vamos a poner todos los medios para que no se repita», ha afirmado Oltra. Para ello, se ha solicitado la voluntad de todas las partes para que las cosas funcionen mejor ya que se ha encontrado una plantilla desmotivada por la falta de apoyo de la administración.

Una de las medidas concretas que se han puesto sobre la mesa es la intención de modificar los turnos vacacionales. De esta manera, el comité de empresa ha expresado su compromiso de que, en este año y el próximo, los periodos de vacaciones no sean inferiores a 15 días, preferiblemente un mes, lo que facilitará la tarea de encontrar sustitutos. Y es que la falta de sustitutos este verano ha agravado la merma de atención a los residentes.

Los representantes de los trabajadores se muestran esperanzados pero han solicitado que el compromiso con el proyecto se tome en todos los escalones del organigrama.