Las Provincias

La ola de calor remite tras el inicio de septiembre más caluroso desde 1950

La ola de calor remite tras el inicio de septiembre más caluroso desde 1950
  • Las temperaturas máximas descienden hasta siete grados, aunque la alerta sanitaria se mantiene en la provincia de Valencia

En sólo 24 horas, las temperaturas máximas se han desplomado hasta siete grados en ciudades como Xàtiva, que pasó de los 43,6 del lunes a los 36,8 de ayer o en Novelda, de 42,4 a 34,7, según los datos que maneja la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Este intenso calor, que ha originado que la Comunitat viva el inicio de septiembre más caluroso de los últimos 60 años, empezó a remitir ayer, aunque el descenso del mercurio se hará más patente hoy y a lo largo de la jornada de mañana.

En concreto, el pasado lunes fue, de media, el día de septiembre más cálido en la Comunitat desde, al menos, el ejercicio 1950, con 28,9 grados de promedio. Además, se alza hasta el puesto número 11 en el ranking de los días más calurosos de todo el año, que encabeza el 4 de julio de 1994 con 30,4 grados.

Así, esta corta pero intensa ola de calor arrancó el sábado con registros cercanos a los 40 grados en localidades como Ontinyent o Xàtiva, municipios que alcanzaron los 41,6 y los 42,9 grados respectivamente el domingo. Sin embargo el lunes, la capital de la Costera batiría récords con un registro máximo de 43,6 grados. Le siguió Orihuela, con 42,9 y Carcaixent, con 42,6. Ayer el sofocante calor empezó a dar un pequeño respiro y sólo en Utiel se rozaron los 39 grados. Xàtiva y Ontinyent no llegaron a los 37.

Las previsiones para hoy y el resto de semana apuntan a que el descenso en el mercurio va a continuar, aunque el sistema de vigilancia de temperaturas extremas en la Comunitat del Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo, y que utiliza la Conselleria de Sanidad, todavía marca hoy nueve zonas con riesgo de que las personas más sensibles (mayores, niños y enfermos) puedan sufrir un golpe de calor, sobre todo en la mitad sur de la provincia de Valencia y en algunos puntos del norte de Alicante. Mañana la situación ya se normaliza.

El servicio de Emergencias 112 de la Generalitat, por su parte, todavía mantendrá activo durante todo el día de hoy el nivel de riesgo extremo por incendios forestales.

Predicción

Para la jornada de hoy, Aemet prevé que las temperaturas mínimas vayan «bajando algún grado» y las máximas también empiecen a descender en Valencia y Castellón, mientras que en Alicante se notará menos este respiro del mercurio. Como registro máximo se esperan unos 36 grados en Ontinyent. A partir de mañana y a lo largo del viernes y el sábado, la tendencia a la baja seguirá, aunque de forma suave «sin descartar algún chubasco con tormenta, más probables en el interior de Castellón», según fuentes de Aemet.

Por otra parte, las altas temperaturas y la falta de precipitaciones continúan acentuando la tenaz sequía por la que atraviesa la Comunitat. De hecho, según los datos proporcionados ayer por el Ministerio de Medio Ambiente, los embalses de la cuenca del Júcar se encuentran ya al 27,6% de su capacidad, nueve puntos menos que hace sólo un año, y cuentan únicamente con 920 hectómetros cúbicos de agua almacenada. En sólo una semana han perdido más de 30 hm3. Hipotéticamente y a este ritmo, se vaciarían en poco más de siete meses.