Fomento cierra la base de conservación de la A-3 por reducción de presupuesto

La A-3, durante el periodo de obras del tercer carril. :: damián torres/
La A-3, durante el periodo de obras del tercer carril. :: damián torres

La clausura, prevista para agosto, se suma a la realizada en febrero para la sede que daba servicio al área de la central nuclear de Cofrentes

I. DOMINGOVALENCIA

El Ministerio de Fomento tiene previsto cerrar el próximo 2 de agosto la base de conservación de carreteras del sector V-2 (denominación que reciben las instalaciones para el mantenimiento de las carreteras estatales), que afecta a la A-3, N-III, V-11 y N-220 (estas dos últimas, las vías de acceso al aeropuerto).

Una decisión basada en la «reducción presupuestaria», según consta en un documento de la Demarcación de Carreteras que alerta de la «repercusión negativa en el servicio ofrecido a los usuarios de la vía». Este caso se suma al cierre del sector V-7 de La Portera (Requena), que daba servicio al área de la central nuclear de Cofrentes y que a finales del pasado febrero se fusionó con el V-4 también con el rechazo de la Demarcación. Aquí el informe alertaba del «empobrecimiento general en todos los aspectos de la explotación y conservación de carreteras».

El cierre de la base V-2, situada en el polígono La Reva, afectará a unos 20 trabajadores, que perderán sus puestos de trabajo, según denunciaron el martes los sindicatos UGT y Comisiones Obreras, que alertaron de que la base se encarga de supervisar el estado de «un tramo con un elevado índice de siniestralidad y con una intensidad de tráfico de 50.000 vehículos al día» en el tramo de la A-3 comprendido entre Valencia y el Rebollar.

Es uno de los argumentos que se recogen en el informe técnico, ya que se cifra una IMD (Intensidad Media Diaria) de entre 40.000 y 150.000 vehículos en el caso de la V-2, es decir, la A-3; y de 20.000 y 30.000 coches en el caso de la V-6. Por ello, «la vigilancia y la atención a accidentes son mucho más necesarias en la V-2 que en el V-6», cuya base está situada a 60 kilómetros de la capital «demasiado alejada para poder prestar servicio eficiente».

Fuentes de UGT explicaron que se han desarrollado varias acciones de protesta contra la medida, como la celebración de reuniones con los grupos parlamentarios de Les Corts o una concentración ante las puertas de la Demarcación de Carreteras, que depende del Ministerio de Fomento. Sin embargo, hasta el momento, «la única propuesta es un aplazamiento de unos meses y luego el cierre», indicaron las mismas fuentes.

El cierre de las dos bases coincide con las reclamaciones de la Asociación Española de la Carretera y de la Cámara de Contratistas de la Comunitat, que alertan sobre la falta de inversión de Fomento en conservación y mantenimiento de carreteras a lo largo de los últimos años, lo que incide en la siniestralidad y en la seguridad vial.

Fotos

Vídeos