Las Provincias

El invento valenciano para no despilfarrar agua en casa

  • Dos fontaneros de Anna y Xàtiva sacan al mercado un dispositivo a pilas que permitiría ahorrar casi 6.000 litros al año

Hace más de una década, en torno a 2003, dos fontaneros valencianos crearon un dispositivo para el ahorro de agua y energía en domicilios y negocios. Lo patentaron en 2011 y, ahora, doce años después del primer prototipo, por fin, van a sacarlo al mercado.

“Lo que hemos conseguido es acercar el agua caliente hasta el punto de consumo, evitando que se tenga que tirar esos litros de agua que normalmente se desprecian porque no tienen la temperatura deseada”, explicó Rafael Rodrigo.

Este fontanero de Anna, de 38 años, es uno de los creadores de Smart Water junto a su compañero Francisco Pelegero y un tercer socio, Víctor García. Ahora han creado la empresa IDI, con la que pretenden comercializar su invento, doce años después de elaborar su primer diseño.

“Te acercas al dispositivo, pulsas el botón, y aparece un ‘LED’ azul que indica que el agua todavía no tiene la temperatura que deseas; cuando el agua se calienta, la luz se convierte en rojo y un sonido te advierte de que ya está preparada; a partir de ese momento se corta el movimiento de agua y el desperdicio es cero; cuando abres el grifo, el agua caliente es instantánea”, relató Rodrigo.

Este próximo fin de semana expondrán su invento en la Feria Look de Madrid. Allí esperan convencer a clientes e inversores de que este dispositivo permite ahorrar casi 6.000 litros de agua al año con dos usos al día, además de casi 35 kWh anuales.

“Debemos empezar a concienciarnos en el derroche que existe de los recursos hídricos; se está malgastando una barbaridad de agua por la que matarían en muchas zonas del mundo”, aseguró Rafael Rodrigo

“Con este dispositivo podemos ahorrar una barbaridad de emisiones de dióxido de carbono, y todo esto ganando en comodidad”, concluyó el fontanero valenciano.