Las Provincias

Taurinos y antitaurinos se lían a puñetazos en Algemesí

  • La retirada de un cartel anunciador de la becerrada genera momentos de tensión entre los asistentes

La semana taurina de Algemesí registró anoche su momento más tenso. Y no fue la cogida de ningún novillero ni nada parecido. Una protesta convocada por parte de colectivos antitaurinos, que protestaban por la celebración de las becerradas cadafaleras llegó, cerca de la medianoche, a las proximidades de la plaza de toros portátil de Algemesí. Allí, comenzaron a increpar a los presentes en la plaza, aunque la segunda becerrada, la primera fue el lunes, no tenía lugar ayer, sino que tendrá lugar hoy. El momento más tenso se produjo cuando uno de los antitaurinos subió por parte del entramado de la plaza y trató de quitar el cartel, pero fue agredido por un vecino que, posteriormente, fue identificado.

"De Algemesí venimos con la tristeza e impotencia de encontrarnos con un pueblo retrasado que no ha dejado de tirarnos cubitos de hielo, bolsas de basura, etc! y de dar palizas al que pillaban por delante. Y la policía ausente. Vergonozoso pueblo que permite esto. Vergonozoso todos esos policías ahí mirando que permitieron esto. Por suerte, una gran multitud de antitaurinos unidos de todas partes de España, y como bien hemos gritado: ¡El año que viene seremos muchos más!", decía una de las participantes en la manifestación a través de su cuenta de Facebook poco después del incidente.

Las becerradas cadafaleras, que tienen defensores y detractores en la ciudad, consisten en la lidia y muerte de becerros por parte de miembros de las peñas, aunque, en los últimos años, la cantidad de personas que participan ha ido disminuyendo.