Las Provincias

La Tomatina infantil abre la cuenta atrás de la batalla

fotogalería

Un momento de la Tomatina infantil celebrada ayer. :: lp

  • El lanzamiento de 6.500 kilos de tomates duró una hora

La segunda edición de la Tomatina infantil, la versión para niños de la emblemática fiesta de Buñol, reunió ayer a cerca de 2.500 menores en la plaza principal de la localidad valenciana. Los menores se divirtieron con el lanzamiento de 6.500 kilos de tomates.

La jornada infantil fue patrocinada por la saga de videojuegos Skylanders Trap Team de la compañía de productos interactivos y ocio Activision. Uno de sus personajes, Food Fight, el guerrero verde con forma de alcachofa que ataca a los villanos lanzándoles tomates, se convirtió en uno de los principales protagonistas de la fiesta.

Ataviados muchos de ellos con gafas de buceo o natación y vestimenta blanca emulando a los adultos, los niños participaron durante una hora en la Tomatina infantil como preludio de la fiesta adulta que tendrá lugar el próximo miércoles, día 27 de agosto. Será el segundo año en que hay que pagar para participar en la batalla de tomates, una decisión que tomó el consistorio para evitar aglomeraciones y aumentar la seguridad, y desde hace meses ya están agotadas las entradas para este año, cuyo aforo será de 22.000 personas, dos mil más que la pasada edición.

En concreto, se han agotado las casi 17.000 entradas que el consistorio pone en circulación para turistas y para que las comercialicen las touroperadoras, mientras que 5.000 se reservan como invitaciones para los vecinos y 1.200 se sacarán a la venta el mismo día del festejo, al mismo precio que el resto, 10 euros.

69 aniversario

En 2014 se cumplen 69 años desde el inicio de esta tradicional batalla, que atrae el interés de medios y turistas de todo el mundo, que en 2002 fue declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional y cuya andadura empezó como una broma entre amigos.

Fuentes del Ayuntamiento de Buñol han explicado a Efe que toda está dispuesto ya para la popular batalla, en la que miles de personas se lanzarán 140.000 kilos de tomates producidos específicamente para esta fiesta en la localidad castellonense de La Llosa.

Entre las novedades para este año, la noche previa a la batalla, se celebrará el primero de los dos macroconciertos programados en el 'Tomatina Sound Festival', con pinchadiscos y música electrónica como protagonistas, mientras que el mismo miércoles será el turno de Los Secretos y Pignoise.

Asimismo, en un «intercambio cultural» entre Buñol y la ciudad coreana de Boryeong, el lunes 25 tendrá lugar una recreación de la fiesta del barro conocida como Mud Festival que allí se celebra, mientras que «en la localidad oriental harán una Tomatina».

El interés que despierta esta fiesta en todo el mundo queda reflejado en el número de medios acreditados cada año que, según la organización, este año ha aumentado la demanda y se sitúa sobre unos ochenta. Entre otros, destaca la presencia de periodistas de medios de gran prestigio como la BBC o el New York Times y de otros países como Tailandia, India, China, Japón o Nueva Zelanda.