100.000 voces por la igualdad

Una multitud de ciudadanos recorre el centro de Valencia. / T. r.

Valencia vive una de sus manifestaciones más multitudinarias en la que miles de mujeres salen a las calles del centro para reclamar una sociedad más justa

ÁLEX SERRANO
Viernes, 9 marzo 2018, 07:32

Cien mil voces unidas en favor de la igualdad. Valencia vivió ayer una de las manifestaciones más multitudinarias que se recuerdan. La huelga feminista internacional, muy seguida en la Comunitat, terminó con una marcha que más bien fue una concentración: la ciudad salió a la calle de manera masiva y más de 100.000 personas se dieron cita en la Glorieta y la plaza de Alfonso el Magnánimo para dar comienzo a la marcha a las 18 horas.

Pero eran las 19 horas y miles de personas seguían sin moverse. La afluencia de manifestantes fue tal que a la cabecera le costó comenzar a recorrer la calle Colón, también abarrotada incluso en las aceras. La marcha estaba dividida en dos módulos: una primera parte no mixta sólo para mujeres con un espacio reservado para las mujeres ausentes, incluidas las fallecidas por violencia de género, y otra en la que se permitía la presencia de hombres, donde se colocaron los sindicatos y otras asociaciones civiles, así como los políticos, capitaneados por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig; la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra; y el alcalde de Valencia, Joan Ribó.

Más sobre el 8 de marzo

La marcha empezó con una representación en la que las mujeres se abrazaban para ejemplificar uno de los valores que más se dejaron ver ayer en la manifestación: la hermandad entre mujeres. «Somos la voz de quienes no tienen», «si nos tocan a una nos tocan a todas» o «somos las nietas de las brujas que no pudisteis quemar» fueron algunos de los lemas de una manifestación que se desarrolló en un ambiente entre reivindicativo y festivo y con apoyo popular entre los transeúntes.

Una de las portavoces de la Vaga Feminista País Valencià, la organización que integra a los colectivos feministas, Teresa Meana, explicó a los medios que se sienten «herederas de la lucha de tantas mujeres» e invitó a combatir los «lugares donde se nos aplica la talla 38 y se explota literalmente a las mujeres». «Esto es una fuerza increíble y no lo para nadie», dijo, y reconoció sentirse «al borde de la emoción» por la respuesta de los valencianos a la convocatoria. El objetivo era «demostrar que vamos a hacer otro mundo porque este no nos gusta».

Acudieron a la marcha colectivos feministas de ciudades como Alzira o Sueca y de comarcas como la Marina Alta. Al término del recorrido, en torno a las 21 horas, en la plaza de la Reina, aún seguía llegando gente al inicio de la manifestación. Miles de personas apenas se habían movido. La manifestación, convertida en concentración, permitió sacar a la calle a decenas de miles de mujeres que, como una marea morada, llenaron el centro en un grito unánime por la igualdad entre hombres y mujeres.

Secciones
Servicios