El fiscal pide hasta 40 años de cárcel para un grupo de ladrones que mataron a una víctima en Llíria

Guardias civiles, a la entrada de la vivienda en la que fue encontrado el cadáver de en Llíria./Toni Blasco
Guardias civiles, a la entrada de la vivienda en la que fue encontrado el cadáver de en Llíria. / Toni Blasco

El inquilino de la vivienda que asaltaron se encontraba durmiendo en el sofá cuando los cuatro ladrones se abalanzaron sobre él, le golpearon, le ataron las manos y le asfixiaron hasta matarle

EFEValencia

La Fiscalía reclama penas de hasta 40 años para un grupo de seis atracadores que protagonizaron más de una docena de robos en comercios y viviendas entre diciembre de 2014 y marzo de 2015 y que asesinaron al inquilino -de 57 años- de un chalé de Llíria el 22 de enero de 2015.

Según consta en el escrito de calificación del Ministerio Público y en el de conclusiones del letrado que representa al hijo de la víctima, a los que ha tenido acceso Efe, cuatro de los seis acusados tenían antecedentes por robo y tres de ellos habían sido condenados a penas de prisión por delitos similares.

El juicio se celebra entre mañana y el jueves en la sección tercera de la Audiencia Provincial de Valencia.

El fiscal acusa a Laura L. B, Jesús R. C., David T. F., Manuel G. A., José O. G. y Silvio G. L. de planificar un robo en una vivienda de la urbanización San Miguel de Llíria, al que llegaron a la 1.30 horas del 22 de enero de 2015.

El primero de los acusados, según el Ministerio Público, se quedó en el coche realizando labores de vigilancia, al igual que en anteriores ocasiones, mientras que el resto -salvo la mujer, que no participó de forma directa- se cubrieron el rostro con pasamontañas y entraron a la casa armados con un cuchillo, una pistola simulada y varios objetos contundentes.

El inquilino de la vivienda se encontraba durmiendo en el sofá cuando los cuatro asaltantes se abalanzaron sobre él, le golpearon, le ataron las manos y le asfixiaron hasta matarle.

Los acusados se apoderaron de un televisor, un equipo de música, dos móviles, un coche, una cadena de oro, una pequeña cantidad de cocaína y dinero en efectivo.

Tras consumar el asalto, los procesados regresaron al domicilio de uno de ellos, también ubicado en Llíria, donde se repartieron lo obtenido.

La acusada colaboró en las labores de deshacerse del vehículo robado y en la venta de la cadena de oro sustraída, según el relato del fiscal.

Días antes, el 3 de enero de 2015, los cinco varones habían asaltado el bar "El Chiringuito", en la carretera entre Pedralba y Vilamarxant, que se comunicaba con el domicilio de los propietarios, un matrimonio que se encontraba en el interior.

En este asalto actuaron de forma similar, con idénticas armas y ataviados con un pasamontañas, y agredieron a la mujer propinándole un culatazo.

Se apropiaron de dos ordenadores, varios móviles, una consola, la caja registradora, 500 euros en efectivo y varias joyas.

Por estos hechos, a los procesados se les considera responsables de un delito de asesinato, dos delitos de robo con violencia en casa habitada, un delito de lesiones, un delito continuado de receptación y un delito contra la salud pública (ya que en los registros se les incautó un kilo y medio de hachís".

Además, se les considera responsables -por los bienes incautados- de otros once robos en domicilios de Almassora y Castellón.

En consecuencia, el fiscal reclama para los seis procesados penas que oscilan entre los 23 y los 40 años.

Fotos

Vídeos