Las Provincias

El municipio refuerza las campañas contra las plagas de insectos

El concejal de Sanidad, Eduardo Grau, revisa los trabajos. LP
El concejal de Sanidad, Eduardo Grau, revisa los trabajos. LP

A. D. La concejalía de Sanidad de Alfafar ha intensificado y alargado los tratamientos preventivos contra las plagas, que habitualmente acaban en octubre y este año se ha prolongado un mes más ya que las altas temperaturas pueden multiplicar por siete la presencia de mosquitos y cucarachas. Para su control, se ha llevado a cabo un protocolo que consiste en la aplicación de pastillas larvicidas en los imbornales del alcantarillado.

Gracias a estos tratamientos, las cucarachas y el mosquito tigre han disminuido en un 80%. Para el concejal de Sanidad, Eduardo Grau, «es muy importante evitar una proliferación excesiva de cucarachas, debido a las condiciones climatológicas de humedad y temperatura que estamos teniendo durante los meses de invierno».

«Para el control de mosquito tigre, en los imbornales se ha empleado un producto cuya formulación es la de un comprimido efervescente. Este efecto efervescente, consigue una difusión homogénea de la materia activa en todo el volumen del agua tratada, esta característica es fundamental para el éxito del tratamiento», añade.

Esta aplicación no es tóxica para fauna y flora y respeta el medio ambiente ya que no afecta a la potabilidad ni a la calidad del agua y es inocuo para animales y humanos en caso de ingestión. De hecho, en el suelo se degrada fácilmente, con un valor de vida media de entre dos y seis días.

Los tratamientos se han realizado con carácter quincenal en los meses de marzo a noviembre, ambos incluidos, por lo que ha quedado cubierta la extinción de las larvas durante los meses de procreación de estas, de modo que en las zonas públicas se ha reducido notablemente la población de mosquito tigre. El tratamiento realizado en la superficie del agua evita el desarrollo de insectos adultos durante un periodo de 30 días, en función de las condiciones ambientales, el nivel de agua o la intensidad de población .