Las Provincias

«Debemos prestar menos servicios en ciudades y más en municipios»

  • El presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, participa en la segunda Conferencia de Presidentes Provinciales en Badajoz

D. V. El presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, ha manifestado en la segunda Conferencia de Presidentes Provinciales, en Badajoz, que las diputaciones «deben prestar menos servicios en las grandes ciudades para centrar su gestión en los municipios, y en especial los más pequeños».

Rodríguez se ha expresado así en un foro que debate estos días sobre el futuro de las diputaciones, la segunda de estas conferencias provinciales después de la celebrada hace dos años en Ourense. Precisamente el presidente de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar, ha destacado que «nadie antes, ni del Gobierno de España ni desde nuestros propios partidos, nos habían convocado para hablar de la realidad provincial». Una realidad provincial que pasa por las decenas de diputaciones, cabildos y consejos insulares que forman el grueso de los gobiernos intermedios de España en un Estado organizado por autonomías. Una cuestión que ha servido de debate en la mesa en la que ha participado Jorge Rodríguez, junto a la presidenta de la Diputación de Barcelona, Mercè Conesa, el presidente de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar, y la presidenta de la Diputación de Cáceres, Charo Cordero.

El presidente de la Diputación de Valencia ha destacado en su primera intervención dos cuestiones claves en el papel que cumplen las corporaciones provinciales: «el equilibrio entre territorios y el derecho a que cada ciudadano viva dónde quiera hacerlo». Frente a estas dos cuestiones, Rodríguez ha planteado tres grandes retos, como son el grado de conocimiento, el cambio de paradigma y el reparto competencial.

En palabras de Rodríguez, «es difícil que nos quieran si no nos conocen», en referencia al esfuerzo que deben hacer los gestores de las diputaciones para dar a conocer al ciudadano «todo lo que estas instituciones hacen por ellos». En cuanto al cambio de paradigma, ha abogado por una administración «cada vez más clara y transparente, donde desaparezca la losa del caciquismo con convocatorias públicas en las que primen los criterios objetivos».

El tercero de esos retos provinciales es poner orden en el reparto competencial, que en opinión de Rodríguez «en este país es un auténtico galimatías». Considera el presidente provincial y alcalde de Ontinyent que el trabajo de estas corporaciones «no se ha sabido poner en valor y por eso parecen prescindibles, pero el problema competencial de España no está sólo en las diputaciones».

Jorge Rodríguez considera «imprescindible» la reforma constitucional de la que hablaba el alcalde de Vigo, Abel Caballero, que «estipule de manera clara las competencias y tareas que debe desempeñar cada administración», con el fin de evitar «absurdos» como que una carretera, según qué tramo, pertenezca a cuatro administraciones distintas».