Las Provincias

Los vehículos eléctricos tendrán bonificación en el impuesto local

Recreación de un parking de vehículos eléctricos. LP
Recreación de un parking de vehículos eléctricos. LP

Redacción. El Ayuntamiento de Aldaia bonificará el uso de vehículos ecológicos en el impuesto de circulación. La propuesta, aprobada por el gobierno municipal, contempla un descuento del 25% en este tributo en función de la clase de carburante que consuma el vehículo y de la incidencia de la combustión en el medio ambiente.

El objetivo de esta medida, tal y como señalan desde el equipo de gobierno, es el de «incentivar el uso de coches no contaminantes y respetuosos con el medio ambiente».

A través de esta iniciativa, que ya ha sido aprobada por el pleno, los vehículos eléctricos y también los híbridos con motor eléctrico-gasolina, eléctrico-diésel, o eléctrico-gas, y los que utilicen exclusivamente combustibles como el biogas, el gas natural comprimido, el gas licuado, el metano, el metanol o el hidrógeno, podrán beneficiarse de esta bonificación en el impuesto de circulación.

En este sentido, se tendrán en cuenta las características de los motores de los vehículos y su incidencia en el medio ambiente como requisito indispensable para acceder a esta ayuda que entrará en vigor a partir del mes de enero y con la que el consistorio pretende «incentivar el uso de coches no contaminantes».

Por otra parte, el equipo de gobierno ha anunciado que para el próximo año se mantendrá la tasa por instalación de cajeros automáticos en las fachadas de los inmuebles con acceso directo desde la vía pública que el pleno municipal aprobó el pasado mes de marzo.

Fuentes municipales explican que «más que una decisión recaudatoria, la imposición de esta tasa es una medida ejemplarizante», en el sentido de que «si los particulares y los dueños de bares y restaurantes abonan un tasa por ocupación de la vía pública, es justo que los bancos también hagan lo propio».

A través de este tributo, las entidades bancarias abonan un total de 452 euros anuales a las arcas municipales por cada uno de los cajeros automáticos que prestan servicio en las calles del municipio.

La tasa se aplicará a los cajeros automáticos propiedad de bancos y cajas de ahorro que están colocados en línea de fachada y a los que sólo se tiene acceso directo desde la vía pública, al igual que ya ocurre en Valencia y otros municipios como es el caso de Torrent.