Las Provincias

Rescatados proyectos de Bienestar desatendidos por el anterior gobierno

Mercedes Berenguer, Mónica Oltra y Maria Josep Amigó.  RV
Mercedes Berenguer, Mónica Oltra y Maria Josep Amigó. RV

D. V. Alrededor de quince municipios verán cumplidas sus peticiones en materia de equipamientos sociales para personas mayores o en situación de riesgo después de más de cuatro años de reclamación estéril al anterior gobierno. Así lo hará posible el convenio que la Diputación de Valencia, a través de vicepresidencia, ha firmado con la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas y por el cual estos municipios recibirán en total para centros sociales más de 600.000 euros.

Así lo acordaron en una reunión en la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas la vicepresidenta de la Diputación de Valencia, Maria Josep Amigó, la diputada de Bienestar Social, Mercedes Berenguer, y la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra.

Desde la vicepresidencia de la Diputación, «nos hemos puesto en contacto con aquellos ayuntamientos que tenían necesidades de residencias, centros de día y otros equipamientos y servicios sociales y no habían recibido respuesta y hemos destinado buena parte del remanente del año pasado a este fin. Más de 600.000 euros, por lo tanto, llegan como agua bendita a todos estos ayuntamientos pequeños que de otra manera no pueden hacer frente a esas necesidades reales», ha asegurado Amigó.

Por su parte, Mónica Oltra remarcaba su satisfacción por el acuerdo al cual se ha llegado, «estoy muy contenta porque frente a la política de las ocurrencias, nosotros tenemos una política de la estrategia y de la planificación. Y frente a la política de la competencia, que unos no se hablaban con los otros, nosotros tenemos la política de la colaboración y la cooperación. Y esto hace avanzar este país».

Municipios como Cullera, Benigánim, Jarafuel, Llombai, Rafelcofer, Xeresa, Oliva, Vilamarxant, Guadassequies, Alfarb, y así, hasta una quincena de municipios, verán por fin, una vez actualizadas, como actuaciones en beneficio de las personas mayores y más desfavorecidas se harán realidad.

La diputada de Bienestar Social, Mercedes Berenguer, aprovechó su reunión con la vicepresidenta del Consell, Mònica Oltra, para solicitar la reserva de camas para pacientes de larga estancia del Psiquiátrico de Bétera en los pabellones que la residencia Eulen gestiona en las instalaciones del psiquiátrico.

La diputada de Bienestar Social ha explicado que las plazas que solicita, que podrían ser unas cuatro o cinco al año, estarían destinadas a pacientes del psiquiátrico «cuya patología prioritaria no es la mental, con lo que su tratamiento y cuidado está más acorde con el que ofrece una residencia que con la atención que presta el psiquiátrico de Bétera».

Los dos pabellones de Eulen fueron cedidos en su día por la Diputación a la Generalitat, que a su vez los cedió a esta firma privada para que los gestionase, fruto de un contrato que debe ser revisado el próximo mes de febrero.

La intención del área que dirige Mercedes Berenguer y de la Diputación de Valencia es integrar el psiquiátrico de Bétera en la red de salud pública y separar la atención que se da a los pacientes con patologías mentales, con vistas a reintegrar a esas personas en la sociedad en los casos en que sea posible, de la que se presta a otro tipo de pacientes de larga estancia cuya patología encaja mejor en los servicios que prestan las residencias.