Las Provincias

Las administraciones, obligadas a implicarse en el derrumbe de Cortes de Pallás

Un camión pasa por la carretera de Cortes.
Un camión pasa por la carretera de Cortes. / Jesús Signes
  • El Ayuntamiento exige informes a Diputación y Protección Civil sobre las obras y la Guardia Civil pedirá un dictamen a la Confederación del Jucar

La negativa del Ayuntamiento de Cortes de Pallás a aceptar el plan de Iberdrola para asegurar la montaña derrumbada y el inevitable curso que sigue la investigación judicial sobre las causas del deslizamiento de tierra va a obligar a las administraciones a dar un paso al frente y a implicarse más en lo sucedido.

más información

Como publicó LAS PROVINCIAS, el Consistorio decidió no dar el visto bueno del proyecto ideado por la compañía responsable de la central hidroeléctrica hasta contar con luz verde de la Diputación y de Protección Civil en torno a que las obras sean completamente seguras. Este ha sido el primer aldabonazo para los responsables públicos. El segundo viene de la mano de la investigación abierta por la Guardia Civil de Cortes y cuyo atestado ya obra en poder del juzgado de instrucción número uno de Requena.

Tal y como indicaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), en dichas diligencias se indica que se incorporará un informe de la Confederación Hidrográfica del Júcar (dependiente del Ministerio de Medio Ambiente) y otro del propio Ayuntamiento de Cortes.

Además, desde el TSJCV añadieron que el propio atestado de la Guardia Civil anuncia "una ampliación del mismo", lo que supone una profundización de la investigación por parte de la Benemérita sobre las causas del derrumbe. No obstante, la investigación judicial sobre lo sucedido se encuentra todavía en una fase muy incipiente. De hecho, el atestado quedó este lunes en manos del juzgado de instrucción número uno de Requena. Las diligencias fueron entregadas en el Decanato la semana pasada. Ha transcurrido casi un mes desde que la montaña se vino abajo y bloqueó la carretera de acceso al pueblo el pasado 6 de abril.

Desde el Ayuntamiento de Cortes aseguraron desconocer por el momento la petición del informe para la investigación judicial, por lo que el trámite ni siquiera se ha iniciado aún. Idéntica respuesta en la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ). "Hasta ahora no ha entrado ninguna solicitud de informe", señaló una portavoz del órgano del Ministerio de Medio Ambiente.

Tal y como también publicó este periódico, por parte de las administraciones no se inició ninguna investigación expresamente dirigida a descubrir las causas del derrumbe. El único informe sobre las circunstancias que causaron el movimiento de más de 7.000 metros cúbicos de tierra y piedras fue una ficha efectuada por el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) para un archivo interno sobre deslizamientos de tierra en España y publicado en exclusiva por LAS PROVINCIAS.

Dicho estudio, avalado por el conseller de Gobernación y Justicia, Luis Santamaría, durante su comparecencia en la diputación permanente de Les Corts para dar explicaciones del hundimiento a petición de Compromís y PSPV, señalaba las abundantes lluvias y la humedad en la ladera como causas desencadenantes, y las condiciones geológicas y las vibraciones en el macizo como condicionantes de la inestabilidad de la montaña. El interior del montículo está completamente horadado por los numerosos túneles y galerías que forman parte de la central Cortes-La Muela de Iberdrola.