Las Provincias

El enterrador de Almassora será un vecino de la localidad

El enterrador de Almassora será un vecino de la localidad
/ Ajuntament d'Almassora
  • José Manuel Más ha superado a los 70 aspirantes de toda España que lucharon por el puesto vacante

El nuevo enterrador de Almassora ha tomado este viernes posesión del cargo tras convertirse en el aspirante mejor puntuado de los 71 que iniciaron las pruebas del concurso-oposición el pasado mes de enero, llegados desde varias ciudades españolas, como Sevilla, Bilbao o Toledo.

El nuevo enterrador se llama José Manuel Más, es vecino de Almassora y su trabajo anterior estaba ligado al sector de la construcción en una fábrica del municipio, han informado fuentes municipales.

Tras el trámite administrativo firmado ante la alcaldesa, Susanna Nicolau, y el concejal de Servicios Públicos, Joan Antoni Trenco, el operario se ha trasladado al cementerio para recoger el uniforme y comenzar a trabajar en las labores que desde diciembre realiza un único empleado municipal debido a la jubilación de uno de los dos titulares de la plaza.

La seguridad del puesto y las condiciones laborales -está remunerado con 1.653 euros brutos- multiplicaron las solicitudes de aspirantes procedentes de diferentes ciudades españolas, han recordado desde el Consistorio.

El proceso de pruebas se ha extendido durante cerca de dos meses debido a los exámenes teóricos y prácticos que han tenido que superar los candidatos, así como el concurso de méritos y la entrevista personal, además de los sucesivos plazos para que los aspirantes reclamaran en caso de considerarlo oportuno.

De los 71 aspirantes, solo catorce (trece hombres y una mujer) llegaron hasta la fase final del proceso de selección, tras superar la parte práctica, consistente en etiquetar huesos humanos, realizar un simulacro de exhumación e inhumación y romper y volver a construir la tapia de ladrillo de un nicho con el material facilitado por el Ayuntamiento.

Todos lo candidatos se enfrentaron a las preguntas sobre el callejero de Almassora, la ordenanza municipal de cementerio, el reglamento de policía sanitaria mortuoria de la Comunitat Valenciana, así como cuestiones relacionadas con jardinería, albañilería e informática, antes de pasar a la prueba práctica en el propio cementerio.

El proceso, supervisado por un tribunal presidido por la coordinadora del Servicio Municipal de Mantenimiento y Logística y compuesto por tres vocales y un secretario, ha finalizado hoy con la toma de posesión del cargo.

"Este concurso-oposición nos ha permitido crear una bolsa de empleo para cubrir futuras vacantes y acabar con la provisionalidad de la plantilla del cementerio", ha señalado el edil de Servicios Públicos.