Las Provincias

Es la hora de salir a la calle, es tiempo de Magdalena

Cientos de personas se reúnen en el Magdalena Vítol que despide las fiestas.
Cientos de personas se reúnen en el Magdalena Vítol que despide las fiestas. / LP
  • Del 18 al 26 de marzo, se ha preparado un programa con más de 270 actos repartidos por todos los barrios de la ciudad

Ya ha empezado la cuenta atrás. En tan solo una semana Castellón entera saldrá a celebrar las Fiestas de la Magdalena, a recordar la fundación de la ciudad allá por el año 1252, cuando el pueblo se trasladó desde la colina de la Magdalena hasta el plano en el litoral.

Una conmemoración que muchos siglos después sigue teniendo como epicentro las calles, que este año se llenarán más que nunca gracias a un completo programa que recoge unos 270 actos y que vuelve a apostar por la animación, la pirotecnia y los actos tradicionales y que tiene como objetivo consolidar los cambios que se introdujeron en 2016.

Por segundo año consecutivo, el FAMM!, el Festival de Animación y Música de Magdalena, será uno de los platos fuertes, ya que sus actuaciones de teatro callejero, bandas de música y fantasía llegarán a los seis distritos de la ciudad y además se ha reforzado la programación de martes a jueves cuando habitualmente había menos actividades.

En concreto, habrá actuaciones en las plazas Mayor, Santa Clara, Mar Mediterráneo, Huerto Sogueros, Na Violant, Pescadería, La Paz, plaza de la Hierba, Vilanova d’Alcolea, plaza del Mar (Grau), Muralla Liberal, parque Botánica Carmen Albert (Raval Universitari), Puerta del Sol, calle Mayor, plaza Doctor Marañón, Quatre Cantons, avenida Capuchinos, templete del parque Ribalta, parque Rafalafena, avenida Rey don Jaime, y a todos estos emplazamientos hay que sumar los recorridos de los desfiles.

Otra de las novedades del programa es la caravana hacia la zona de mascletaes con más de 20 carros engalanados y donde participarán diversos colectivos festeros. Además, también se ha introducido, a las 00.00 horas en la noche del sábado 18 al domingo 19, un acto de homenaje a las gaiatas, con la salida del almacén y llegada a la ciudad por la calle San Roque, un recorrido en el que irán acompañadas de fuegos de Pirotecnia Peñarroja.

Con la intención también de reforzar un día de pocos actos, el último día de fiestas, el domingo 26 a las 19 horas, tendrá lugar el Seguici de Cultura Popular en el que participarán Botafocs del Grau. Se trata de un pasacalles por la avenida del Rey don Jaime que contará con elementos del bestiari (dracs, víbria, bestiari infantil), así como por la dolçaina y la percusión.

Es la hora de salir a la calle, es tiempo de Magdalena

Entre los leves cambios que se han introducido, se encuentra también el remate pirotécnico del domingo 19, que se efectuará a la bajada de la Magdalena, en lugar del pie del cerro.

Por otro lado, se consolida en la programación festera la Mocadorà, la imposición del pañuelo al gigante Tombatossals de la rotonda de la avenida de Lledó, a cargo de las collas El Barraquero i uns quants més y Tombatossals, a las 12.15 horas del primer sábado de Magdalena.

También lo hace la nueva Enfarolà del Campanar (sábado 18 a las 22.00 horas), tras la cual habrá un correfoc a cargo de Botafocs, Dimonis de la Plana y Diables de Castelló, en el que participarán más de 125 personas. El recorrido será plaza Mayor, Colón, plaza Cardona Vives, plaza Mayor, plaza de la Paz, Gasset, Puerta del Sol, Enmedio, Antonio Maura y Caballeros para acabar de nuevo junto al Ayuntamiento.

Más actividades gaiateras

También habrá más actividad en los barrios gracias a las 19 gaiatas de la ciudad, que este año han contado con un presupuesto mayor para organizar su programación cultural.

El Patronato Municipal de Fiestas del Ayuntamiento de Castellón elevó la ayuda global a 266.000 euros que otorga a estas asociaciones. En concreto, el Patronato aumentó a 14.000 euros la subvención que recibe cada una de ellas, 2.000 euros más que el año pasado, para que puedan financiar el programa de actividades que cada una de ellas desarrolla durante la Magdalena.

Una romería especial

Uno de los actos más importantes y multitudinarios de las fiestas de es la tradicional Romeria de les Canyes, que se celebra el primer domingo de Magdalena y tercer domingo de cuaresma. Un acto muy especial que este año lo será más si cabe, pues recientemente ha sido declarada por la Generalitat Bien de Interés Cultural Inmaterial.

La Romeria de les Canyes está considerada «un rito de afirmación identitaria colectiva y de conmemoración histórica para la ciudad de Castellón», ya que conmemora el traslado de la población desde donde estaba situada antes de 1932 hasta el plano. Hoy, el recorrido va desde el centro hasta la ermita de la Magdalena y regresa a la concatedral de Santa Maria.

Es la hora de salir a la calle, es tiempo de Magdalena

Los inicios de la romería se remontan a 1375, cuando surge como procesión penitencial medieval asociada a periodos de carestía, enfermedades o sequía. Pasó a ser anual a mediados de siglo XVI y continuó celebrándose, aunque con ciertas interrupciones. En 1750 se recuperó con un sentido cívico y conmemorativo del traslado de la población, hecho que se reafirma en 1831 cuando el ayuntamiento acordó la asistencia de la corporación a la romería.

Para la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, es una gran noticia, ya que la «Romeria de les Canyes es un elemento fundamental y uno de los símbolos por excelencia de nuestras fiestas» que, además, puede ayudar a potenciar la internacionalización de las Fiestas de la Magdalena. «Tenemos que aprovechar todas las herramientas que tenemos a nuestro alcance para dar a conocer nuestras fiestas más allá de nuestras fronteras, promocionar la ciudad a nivel mundial, aumentar el atractivo turístico de Castelló y conseguir que las fiestas sean un revulsivo económico» señaló.

En este sentido, Marco también anunció hace a principios de marzo que se va organizar el IV Congreso Magdalenero en 2017, un evento que ha encargado a la concejala de Fiestas, Sara Usó, y al gerente del Patronato de Festes, Vicente Montolío.

Según la primera edil, el congreso «tiene que ser un espacio de conocimiento, reflexión, diálogo y acuerdo, ampliamente participado por la ciudadanía, en el cual a partir del debate abierto y rigurosamente argumentado se generen los consensos necesarios para orientar la organización y las líneas de evolución de las Fiestas de la Magdalena en los años próximos. Hay que acercar más nuestras fiestas a los valores, sentimientos y voluntades de la sociedad castellonense del siglo XXI, puesto que no se convoca un congreso de estas características desde 1995, y todos juntos tenemos que saber hacerlo de la mejor manera posible».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate