Las Provincias

Rubén Sánchez presenta su novela en Castellón

Rubén Sánchez presenta su novela en Castellón
  • 'Hadas con tacones afilados’ fotografía del trabajo policial y mezcla pseudociencias, misterio, violencia y pasión

El inspector del Cuerpo Nacional de Policía y escritor Rubén Sánchez Fernández presenta este jueves, a las 19 horas, su novela 'Hadas con tacones afilados’ en la librería Babel de Castellón. La pasión y el misterio se estrechan la mano en esta novela. Lector, músico y viajero, Rubén Sánchez (Almería, 1978) es también un escritor polifacético con una gran experiencia como docente en materias policiales. ‘Hadas con tacones afilados’ es su primera novela negra. Tras compaginar los servicios de protección ciudadana con la literatura, las múltiples actitudes de este novelista le han permitido construir una trama que mezcla pseudociencias, misterio, violencia y pasión. Según el prologuista Manuel Marlasca, la novela realiza una fotografía perfecta del trabajo policial e invita a reflexionar sobre el papel de la televisión. ‘Hadas con tacones afilados’ crea adicción en el lector porque su trama criminal está llena de giros inesperados. El acto será presentado por Javier Martínez, redactor de LAS PROVICIAS y periodista especializado en la crónica negra.

El argumento de la novela se centra en las llamadas telefónicas que recibe un programa de televisión sobre esoterismo y videncia. Un misterioso personaje desafía al presentador a que demuestre la certeza de sus predicciones, pero cada llamada finaliza con el hallazgo de una víctima asesinada. De la investigación se hace cargo Silvio Tanco, un inspector cuyo presente está marcado por su caída en desgracia en la policía y un debate emocional que tiene entre dos mujeres de su pasado. El sello de Rubén Sánchez queda patente con el gran realismo que imprime a la investigación de unos asesinatos en serie. Su estilo narrativo también se refleja en las descripciones de escenas y personajes dispares en una ficción muy bien documentada. Tardó dos años y medio en escribir una historia que atrapa. Tras muchas hojas de papel rotas y algunas puertas cerradas, como gran policía y buen escritor, Sánchez no se rindió jamás y no cejó en su empeño de publicar su novela.