Las Provincias

El PP pide al Ayuntamiento de Castellón que agilice el pago de las ayudas de la segunda fase de XarxaLlibres

  • De los 648.915 euros que el Ayuntamiento reservó al programa XarxaLlibres sólo se han gastado 49.915 euros

El Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Castellón ha reclamado al bipartito --PSPV y Compromís-- que agilice el pago de las ayudas comprometidas en la segunda fase del programa XarxaLlibres.

La concejala 'popular' María España ha señalado que las familias que lo solicitaron, pese a la desinformación con la que se encontraron debido a una mala planificación inicial, "han cumplido" con su compromiso de devolver los libros al centro hace más de tres meses, "por eso, no merecen que las ayudas prometidas se demoren durante más tiempo" .

Según el estado de ejecución de las cuentas del consistorio, de los 648.915 euros que el Ayuntamiento reservó al programa XarxaLlibres sólo se han gastado 49.915 euros, por lo que los 'populares' no entienden que no se abonen las ayudas si hay dinero.

España ha recordado que el bipartito sí se dio "prisa" para realizar un traspaso de 225.000 euros de esta partida de Xarxa Llibres a la de Fiestas "para hacer frente al agujero económico", sin embargo, las familias que se acogieron al programa XarxaLlibres "aun no saben cuándo van a cobrar la segunda fase".

El Grupo Popular ha recordado que en el último Pleno afearon al bipartito que utilizara un mecanismo "opaco", como fue la ejecución, por decreto, de una transferencia de 125.000 euros --la segunda tras la de agosto, de 100.000 euros--, sacados de la partida reservada al programa XarxaLlibres, "para pagar el agujero económico de las fiestas".

RETRASOS

España desea que en esta segunda fase no se repitan los "retrasos" por parte de la administración local, "pues las familias no tienen por qué pagar la gestión ineficaz de los gobernantes".

"Las familias no se conforman con el plazo inminente que les da por respuesta el Ayuntamiento", ha indicado la concejala, quien ha explicado que en pocos días se cumplen dos meses desde el inicio de un nuevo curso escolar, "las ayudas no llegan y los profesionales de la educación no tienen por qué recibir continuamente las quejas que*esta demora está generando". Además, ha recordado que este programa se ha caracterizado por los "retrasos" desde su inicio.

Todo ello, se une a que "hubo centros públicos como el Bernat Artola o el Sos Baynat, cuyos alumnos tuvieron que empezar las clases sin libros, porque las ayudas no habían llegado", ha añadido. En otros casos, ha dicho que "la falta de información llevó a los padres a tener que pagar de su bolsillo los libros para asegurar que sus hijos empezaran el curso con el material adecuado".