Las Provincias

Aparece una planta muy invasora en la desembocadura del río Mijares

Aparece una planta muy invasora en la desembocadura del río Mijares
  • De momento se han localizado dos ejemplares creciendo por encima de la vegetación autóctona

La Guardería del Consorcio río Mijares, en una de las rondas rutinarias de vigilancia, ha encontrado alrededor de las lagunas artificiales de Almassora (Castellón) ejemplares de la planta miraguano falso (Araujia sericifera), una especie muy invasora y perjudicial para la biodiversidad.

De momento se han localizado dos ejemplares creciendo por encima de la vegetación autóctona y es la primera vez que se observa esta especie invasora desde que se inició el servicio de vigilancia en 2009, ha informado el Consorcio en un comunicado.

La planta ha aparecido en una de las lagunas de Almassora cuando los agentes que trabajaban en la zona se dieron cuenta de manera inmediata que se trataba de una planta que "no debía estar ahí", según ha afirmado del guarda del Consorcio David López Serna.

El servicio de vigilancia comunicó inmediatamente el hallazgo al Consorcio formado por los ayuntamientos de Almassora, Burriana, Vila-real, la Diputación de Castellón y la Conselleria de Medio Ambiente para tomar medidas para erradicarla o controlarla.

Las mismas fuentes han explicado que el miraguano falso crece por buena parte de las comarcas valencianas litorales y es una planta con una capacidad invasiva muy fuerte que arraiga desde el nivel del mar hasta una altitud media, siempre que encuentre mucha humedad.

En la Comunitat Valenciana se encuentra asilvestrada desde la comarca alicantina de la Marina Baja hasta el Baix Maestrat castellonense y es frecuente en campo de naranjos abandonados.

Es una especie que crea un paisaje nuevo porque al extenderse forma un manto denso sobre los árboles abandonados y no deja pasar la luz, por lo que debajo solo pueden vivir tres o cuatro plantas nativas mientras que si no está pueden existir de treinta a cincuenta especies diferentes, según el botánico del Centro para la Investigación y Experimentación Forestal (CIEF) de la Generalitat, Emili Laguna.

El miraguano falso es una especie invasora muy agresiva que suele invadir parajes alterados como son jardines, espacios con vallas, vías de comunicación o cultivos leñosos abandonados.

Originaria de América del Sur -crece en el noreste de Argentina, Uruguay, Paraguay y sureste de Brasil-, los botánicos no saben exactamente cuando llegó a la Comunitat Valenciana.

Algunos estudios apuntan a que es muy probable que el miraguano falso llegara a la Comunitat Valenciana para intentar ser cultivada y aprovechar la fibra que contiene su fruto conocida como seda vegetal o miraguano, usado para rellenar almohadas o colchones.

Se trata, debido a su extraordinario potencial colonizador y grave amenaza para las plantas nativas, de una planta incluida en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras.

En España está prohibida su introducción en el medio natural, posesión, transporte, tráfico y comercio.