Las Provincias

Imputado un conductor por septuplicar la tasa de alcohol y provocar un accidente en Castellón

  • El hombre, de 48 años, superó la tasa de 1,50 miligramos por litro de aire espirado, una cifra que roza casi el coma etílico

La Policía Local de Castellón ha imputado a un conductor acusado de septuplicar la tasa de alcohol permitida tras ser sometido a la prueba de alcoholemia tras sufrir un accidente, según ha informado este Cuerpo de Seguridad en un comunicado.

Los agentes intervinieron el martes por la tarde en la Ronda Este a su paso por el camino Villamargo en un accidente de tráfico en el que estuvo implicado un solo turismo, el cual, tras salirse de la vía, colisionó contra el bordillo del carril lateral de la ronda de circunvalación.

Varios conductores que en ese momento circulaban por la Ronda Este avisaron a la Sala Municipal de Seguridad y Emergencias 092 que se había producido un accidente de tráfico y que el vehículo siniestrado impedía el paso al resto de vehículos que en ese momento transitaban por la ronda de circunvalación.

Hasta el lugar se desplazó inmediatamente una patrulla de la Policía Local, la cual localizó el siniestro y al conductor del turismo accidentado, quien no presentaba ninguna lesión, aunque sí evidentes síntomas de estar bajo los efectos del alcohol, por lo que los agentes solicitaron la presencia de la Unidad de Atestados.

El conductor, de 48 años, fue sometido a la prueba de alcoholemia, en la que septuplicó la tasa permitida, por lo que la Policía Local de Castellón le ha imputado un presunto delito contra la Seguridad Vial por conducir bajo los efectos de las bebidas alcohólicas.

La tasa permitida de alcohol para la mayoría de los conductores es de 0,25 miligramos por litro de aire expirado y, a partir de 0,60 miligramos, el Código Penal entiende que la persona se encuentra bajo los efectos del alcohol y comete un presunto delito contra la Seguridad Vial. En este caso, el conductor superó la tasa de 1,50 miligramos por litro de aire espirado, una tasa muy alta que roza casi el coma etílico.